Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello inicia las visitas a Santa Clara y estima en más de 8 millones la restauración

La exhumación del cementerio se acometerá en unos 3 meses | Los técnicos elaboran la planimetría para estudiar posibles usos del monasterio | La iglesia queda desacralizada

Vista de algunas de las alas del convento, con una superficie edificada de 5.417 metros cuadrados. | // GUSTAVO SANTOS

Ocho millones de euros. Es una estimación muy a la baja del concejal de Patrimonio Histórico, Xaquín Moreda, sobre el coste que podrá tener la rehabilitación del convento de Santa Clara. Recordó que “normalmente cuestan más” estas recuperaciones que la misma compra del edificio, y calcula esa inversión “a ojo” y desconociendo el futuro uso del monasterio, solo para garantizar la conservación de “la estructura, acondicionar el jardín etc”.

Con todo, el futuro destino del edificio será la clave para estimar el coste. Xaquín Moreda recordó que se opta finalmente por incorporarlo al Museo las instalaciones y exigencias de un edificio público de estas características multiplicarán la inversión.

“Estamos abiertos a todas las posibilidades”, señaló el edil, a propósito del futuro destino del convento. Recordó que el Museo ha mostrado interés por sumarlo como nueva sede “pero tienen que estudiar si les vale”, dado que la institución cuenta con especiales exigencias de espacios expositores, circulaciones, accesibilidad etc.

Los técnicos ya han iniciado los trabajos y mediciones para realizar la planimetría. Precisamente la visita que realizará hoy la corporación para conocer el convento coincidirá con el vuelo de los drones para determinar con exactitud las dimensiones y características del espacio monacal.

Y es que hasta el momento el Concello trabajaba con superficies determinadas a partir del Catastro y estimaciones que realizaron los técnicos, pero que no son reales. Se busca ahora determinar con exactitud los metros cuadrados, la topografía y los alzados para diagnosticar los posibles problemas y también estimar futuros usos.

Los técnicos ya han iniciado los trabajos y mediciones para realizar la planimetría, cuyo objetivo es disponer de mediciones reales con las que realizar diagnósticos y evaluar posibles usos futuros

decoration

Por el momento todas las posibilidades están sobre la mesa. La planimetría, recordó Xaquín Moreda, permitirá arrojar más luz sobre las posibilidades de los edificios y “planificar mejor” sus futuros usos.

El recinto cuenta con dos alas en las que el Concello ve especiales posibilidades. Una primera pegada al claustro, más antigua, con “una crujía con capacidad para quedar sin pilares”, en la zona donde están las celdas más pequeñas, y en la que podrían habilitarse espacios más grandes.

Por su parte, en el área barroca “las paredes que marcan el pasillo son muros de carga” y podrán habilitarse 3 espacios diáfanos, sin tabiques, destacó el concejal.

El Concello desconoce a priori si la Dirección Xeral de Patrimonio autorizará estas intervenciones que, en todo caso, dependerán de un futuro proyecto arquitectónico. Entiende en principio que las permitirá “porque son forjados y tabiques de los años 60”, explica Xaquín Moreda.

Patrimonio sí ha respondido ya a la Consulta del Concello sobre si podría abrirse una entrada en el muro para permitir el acceso al convento. Responde que “sin problema pero hay que ver dónde, estudiarlo y hacer el proyecto”, recuerda el concejal.

Llegado el caso, Patrimonio también tendría que autorizar el traslado de los bienes muebles que las Clarisas han dejado en depósito durante los próximos 4 años en el convento, caso de los retablos, la sillería del coro y el órgano. Moreda recordó que, en caso de retirarlos, la congregación tendría que contratar a una empresa especializada y contar con un espacio donde exhibirlos, dado que la administración “autoriza el traslado pero tiene que estar muy concretado” el proceso posterior de exhibición y conservación.

Estos días se acometerán trabajos de adecentamiento de la huerta, como limpiezas, podas etc, para mejorar el aspecto de las zonas verdes de cara a las próximas primeras visitas del público

decoration

La que se considera “intocable” es la iglesia gótica que, recuerda el Concello, “quedará desacralizada”. Ya presenta su nueva imagen, una vez que las Clarisas retiraron los santos de los retablos.

En paralelo a los trabajos de medición y adecentamiento de la huerta que se acometerán estos días, continúa el proceso para exhumar los restos de las religiosas dementerio del convento. Xaquín Moreda explicó que “ya está en epxosición pública”, que se prolonará unos 3 meses antes de que la empresa funeraria realice la retirada.

El convento cuenta con 15 tumbas, cada una de las cuales acoge los restos de varias religiosas, que serán exhumados en los próximos meses

decoration

El convento cuenta con 15 tumbas, cada una de las cuales acoge los restos de varias religiosas. Eran enterradas sin nombre y sin distinciones entre ellas, en calidad de hermanas.

Además de las próximas jornadas de puertas abiertas para toda la ciudadanía, el Concello trabaja con un calendario de visitas programadadas que incluirá a las distintas autoridades de la ciudad (subdelegada del Gobierno, delegado de la Xunta, magistratura, Brilat, Guardia Civil etc). “También invitaremos a la Diputación y y el Museo”, avanzó Xaquín Moreda, a estos itinerarios guiados, y están previstas otras jornadas sectoriales con historiadores, arquitectos, asociaciones de vecinos y culturales etc.

La huerta abrirá al público los próximos dísa 18 y 19


En el “día después” de la compra efectiva y toma de posesión del convento de Santa Clara, el Concello anunció visitas guiadas para dar a conocer a la ciudadanía su nuevo patrimonio. En los próximos días se llevarán a cabo trabajos de adecentamiento de los espacios verdes, las únicas zonas (no así al edificio) a las que se permitirá acceder en estos itinerarios.


La corporación será hoy la primera invitada a conocer el recinto monacal, después del recorrido que realizaron los informadores. En adelante, se celebrarán dos jornadas de visitas, los próximos dís 18 y 19, para que los pontevedreses puedan conocer la huerta, los viñedos, el espacio que las monjas llamaban “el bosque” y en general los 10.000 metros cuadrados de finca que la ciudad incorpora en pleno centro.


Las visitas se celebrarán de 10 a 18 horas. Serán gratuitas y el público accederá al interior de la huerta por la puerta de carros para conocer por su propia cuenta el interior.


Se establecerá un itinerario de salida y otro de entrada para evitar aglomeraciones en la entrada, pero por lo demás serán visitas autónomas, de modo que cada participante podrán recorrer la finca por donde considere.


El concejal de Patrimonio Histórico, Xaquín Moreda, compareció en la mañana de ayer para explicar las próximas actividades y avanzó que “tras la Navidad se organizarán visitas regulares”. A semejanza de las que se celebraron en la Semana do Patrimonio Invisible, serán itinerarios guiados para grupos acotados y se exigirá inscripción en la web santaclarapontevedra.gal.


Por lo que respecta al adecentamiento de la huerta, se busca realizar los primeros trabajos de siega, poda, limpieza y también tapar pozos o acondicionar lavaderos para evitar en la medida de lo posible accidentes. Se llevarán a cabo en las próximas jornadas y están presupuestados en unos 14.000 euros.

Compartir el artículo

stats