Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El COVID no espanta (todavía) a los turistas

Hoteles y apartamentos de la comarca, sobre todo en Sanxenxo, rozan la reserva total para el próximo fin de semana | Al sector le preocupan las cancelaciones más de cara a Navidad

Encendido de las luces de Navidad de la Diputación, ayer por la tarde. Gustavo Santos

El empeoramiento de la situación epidemiológica por el aumento de casos de COVID en el área sanitaria no modifica, sin embargo, las previsiones de ocupación turística para el puente de la Constitución en Pontevedra y su comarca. Por el momento, el sector hotelero no teme cancelaciones de última hora por la mayor incidencia del virus, aunque diferentes representantes sí reconocen que existe cierta preocupación de cara a la Navidad, pero por el momento prefieren esperar a ver cómo evoluciona la pandemia antes de realizar nuevas previsiones.

“Desde el anterior puente, el del Pilar, ya se empezaron a mover las reservas, la ocupación es casi total desde hace más o menos un mes”, apunta Dulcinea Aguín, presidenta de Aviturga, la asociación que agrupa a propietarios de viviendas turísticas en Galicia. “No está habiendo cancelaciones por el momento y confiamos en que se mantengan las reservas que ya se han empezado a hacer de cara a la Navidad”, añadió.

En la misma línea se expresó el presidente del Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo (CETS), Alfonso Martínez, que recalca que las estadísticas por estas fechas no son tan rigurosas como las que se realizan en la temporada alta, en verano, pero por sus estimaciones, los hoteles de cuatro estrellas están todos prácticamente llenos, con algún hueco libre, y los de menor rango tienen una ocupación de entre el 80 y el 90% para el próximo fin de semana.

“Nos movemos en la línea de anteriores puentes, a pesar de que en el del Pilar no hizo buen tiempo. Hay que tener en cuenta que no todos los hoteles están abiertos, hay los que trabajan solo en la temporada de verano y a partir de octubre ya cierran. También recordemos que tuvimos un mes de octubre muy bueno, sobre todo la primera quincena”, analiza Alfonso Martínez, que destaca que “de junio en adelante hemos alcanzado datos prepandemia. Los primeros meses del año no fueron buenos, pero después mejoró y el verano fue incluso mejor de lo esperado”.

Según explica Dulcinea Aguín, el perfil de los turistas de este puente es “bastante familiar”, con estancias como mínimo de dos días. Visitan, sobre todo, Pontevedra y los alrededores de la comarca, Sanxenxo y Vigo, por las luces de Navidad.

Empeora la pandemia

La inminente llegada del puente de la Constitución hace que el sector hotelero no esté preocupado por posibles cancelaciones derivadas del empeoramiento de la pandemia. “El puente es dentro de dos días, no creemos que la situación se complique tanto en dos días como para que haya muchas cancelaciones, en este sentido nos preocupa más la Navidad. Tenemos la experiencia reciente del año pasado, en el que en Sanxenxo teníamos cierre perimetral, y con tantos altibajos estamos un poco con la mosca detrás de la oreja, pero sin ser alarmistas por ahora”, afirma Alfonso Martínez.

En este sentido, apunta que más que cancelaciones esperan las típicas reservas de última hora. “La gente reserva bastante encima de la fecha, la mayoría de las reservas se registraron la semana pasada y esta misma. La situación es similar a la de años anteriores, por eso contamos con que las cancelaciones sean las habituales, ni más ni menos”, añadió el presidente del CETS.

Las reservas de cara a la Navidad han empezado a moverse también en la comarca de Pontevedra, especialmente en los establecimientos hoteleros que ofrecen paquetes de cena, más spa, más pernoctación.

El COVID trajo consigo un repunte de las reservas en apartamentos y pisos de uso turístico, porque “ofrecen una serie de comodidades diferentes a las de los hoteles”. Según apunta Dulcinea Aguín, “los espacios son más amplios, no hay que compartir zonas comunes ni coincidir con nadie y también cuentan con cocina y otras comodidades”. Además, señala que, al contrario de lo que sucede con los hoteles, que en temporada baja hay algunos que cierran, “los apartamentos están abiertos todo el año”, de ahí que para este puente, “entre el viernes y el martes la ocupación sea prácticamente del 100%”.

Alfonso Martínez, por su parte, reconoce que ese auge de los apartamentos turísticos “se produjo sobre todo el año pasado, con la incidencia del COVID más alta, y en verano para estancias más largas. Ahora la gente está más tranquila y creo que el sector también ha hecho muy bien las cosas, ha hecho un gran esfuerzo para adaptarse a los nuevos protocolos y cumplir con la normativa, y eso ha dado muy buena imagen de los hoteles y la gente confía”.

Las luces de Navidad, uno de los grandes atractivos para los turistas

Desde que el Concello de Vigo apostó por una gran inversión en el alumbrado navideño de la ciudad, la Navidad se ha convertido en la tercera temporada turística del año en la provincia, solo por detrás de períodos como el verano y la Semana Santa. Así, las luces de Navidad son uno de los grandes atractivos para los turistas en estas fechas, de ahí que la mayoría de los municipios de la comarca de Pontevedra tengan todo listo ya para encender sus luces esta misma semana. Ayer fue la Diputación la que inauguró su alumbrado navideño, con un acto celebrado en el Pazo Provincial que sirvió de arranque a la programación de Navidad. Niños y niñas de Príncipe Felipe participaron en esta fiesta en el vestíbulo de entrada de la Diputación y en la fachada exterior del edificio, con chocolatada incluida al final. Hoy recoge el testigo Sanxenxo, que enciende un total de 271 elementos lumínicos, entre arcos, figuras, photocalls y variados motivos que decoran las siete parroquias del municipio hasta el próximo 6 de enero. Los siguientes municipios en encender su alumbrado navideño serán, entre otros, Pontevedra, Marín, Poio y Ponte Caldelas, todos ellos este viernes. En la capital, la plaza de A Ferrería volverá a ser el centro neurálgico con el Poboado de Nadal, pero tal y como señaló la concelleira de Festas, Carme da Silva, el espíritu de estas fechas llegará a todos los barrios y parroquias del concello con espectáculos y diferentes actividades. El encendido de la iluminación tendrá lugar en la plaza de España a partir de las 18.00 horas y estará acompañado por un concierto de la Banda de Música de Pontevedra y un espectáculo itinerante de caballos de luz por las calles del centro de la ciudad. En Ponte Caldelas, por su parte, se encenderán las luces de los elementos que este año decoran la villa a las 19.00 horas. La principal novedad de este año es que, además de la decoración en el centro del municipio y en las rotondas de Cuñas y Pazos, el concello dará la bienvenida a los visitantes con la iluminación situada en las rotondas de A Reigosa, Forzáns y Caritel.

Compartir el artículo

stats