La Audiencia Provincial de Pontevedra retomó esta mañana, no sin dificultades, el juicio por las 1,7 toneladas de cocaína decomisadas a bordo del remolcador "Titán III" en agosto de 2018. La vista oral incluyó la declaración de los dos últimos testigos y comenzó la lectura de los informes por parte de la Fiscalía Antidroga, quien modificó sus conclusiones provisionales y retiró la acusación contra dos de los procesados. Se trata del gallego Juan Carlos Caeiro y del onubense Santiago Fernández Ibañez, quienes tras conocer la decisión del Ministerio Público pudieron abandonar el banquillo de los acusados al exonerarlos el tribunal de cualquier tipo de culpa.

El fiscal mantiene su acusación para el resto de los implicados, aunque con variaciones, y la vista oral continúa ahora con los informes de las partes después de que tuviera que suspenderse el juicio momentáneamente por las dificultades de uno de los acusados para poder personarse en la sala.