Trabajadores de la planta de Ence en Lourizán han cortado el tráfico en la autovía de Marín en una movilización convocada por el comité de empresa de la fábrica para reclamar a la compañía y a las administraciones “garantías” en la conservación de los puestos de trabajos ante las sentencias que amenazan la continuidad del complejo a orillas de la ría de Pontevedra.

Es la segunda vez en un mes que este sector de la plantilla realiza una movilización de este tipo, tras la protagonizada el 29 de octubre.

Tras concentrarse a las puertas de la fábrica a primera hora de la mañana, poco después de las 10.30 horas los trabajadores han acudido a la autovía, donde plantaron fuego a unos neumáticos y se concentraron en la calzada para interrumpir la circulación.

10

Movilización de los trabajadores de Ence: cortan la autovía de Marín con neumáticos ardiendo Carlos García

El fuego ha generado una intensa humareda negra que se podía ver desde todo el entorno.

Al igual que hace un mes, la movilización provoca atascos de tráfico en los accesos a la autovía, mientras se observa un notable despliegue policial.

Esta protesta llega pocos días después de que la Autoridad Portuaria acordara iniciar el proceso para solicitar la adscripción de los terrenos de Ence al Puerto de Marín.

La Policía ha impedido el acceso de los trabajadores a la rotonda elevada de Mollabao, pero sí han podido acudir a la PO-546, la carretera vieja entre Pontevedra y Marín, que también ha sido cortada. Pasadas las 11.30 horas, los Bomberos comenzaron a sofocar las llamas en la autovía para permitir su reapertura.

Mientras, la carretera vieja de Marín siguió cortada hasta que sobre las 12.30 horas los trabajadores de Ence se retiraron y los bomberos apagaron los neumáticos ardiendo y despejaron la calzada. La protesta generó importantes retenciones y problemas de tráfico tanto en la salida de Marín como en las entradas a Pontevedra por Orillamar y la carretera vieja de Mollabao.