Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Pontevedra Hora Cero”, se rueda

Montecelo, Monte Porreiro o el Savoy, escenarios del documental que Alfonso Zarauza está realizando sobre la ciudad

El alcalde visitó ayer el rodaje en el bar Savoy. | // RAFA VÁZQUEZ

Una joven en el Savoy se arranca a gritar en contra de la política de Fernández Lores. El alcalde palidece al mismo tiempo que los informadores. Y tarda unos interminables minutos en comprender que los exabruptos forman parte en realidad de un rodaje. Se trata de una de las escenas de “Pontevedra Hora Cero”, el documental que rueda en Pontevedra el realizador Alfonso Zarauza con varias de las actrices gallegas más premiadas en los últimos años, una reflexión personal sobre la evolución de la Boa Vila en los últimos años.

El rodaje arrancó hace una semana. Les queda otra “y la ciudad nos acogió muy bien”, explica el realizador, “estamos muy contentos y empapándonos de Pontevedra”.

El guión, explica “no está censurado” ni el gobierno local lo conoce, de modo que será “una sorpresa total para todo el mundo”, presume el director al ver la cara de estupor del regidor ante la escena. “No quiero desvelar mucho”, reconoce Alfonso Zarauza, “pero estamos todo el tiempo en la ficción y a romperla, saltando del documental a la ficción”.

Las actrices Ledicia Sola, Melania Cruz y Marta Lado protagonizan este cortometraje centrado en la transformación urbana de la ciudad que también mezcla tecnologías digitales y analógicas. Una quincena de profesionales suman esfuerzos en este trabajo que hasta el momento ha incluido “todos los puntos de vista de la ciudad”, indica el director, escenarios con posiciones espectaculares sobre la ciudad como Montecelo, Monte Porreiro (“Donde una señora Lola nos abrió sus puertas porque tiene unas vistas espectaculares”) o la Ponte dos Tirantes. La anterior semana fue una grabación más de escenario “y ésta más de ficción, con actores y este engranaje que estamos aquí. Y todo el mundo nos está abriendo sus puertas”, resume Alfonso Zarauza.

Rodará en distintos emplazamientos de Pontevedra que, recuerda, es la protagonista del filme. “Lo que sucede es que hay que darle un protagonismo inteligente”, resume Alfonso Zarauza, “que no sea manido, ni tópico”.

Por su parte, el alcalde se reconoció inicialmente asustado por la escena. Interpretó que la escena “era un enfado de la grabación” y que había llegado en mal momento. Recordó que Zarauza tiene “toda la autonomía” para realizar la obra que considere “y nosotros esperamos que sirva para posicionar Pontevedra y valore artísticamente” un hecho que es histórico como la transformación de Pontevedra. El reidor intervendrá hoy en una grabación que tendrá lugar en el Museo y en el que Zarauza busca evitar “los lugares comunes y los tópicos”, orgulloso de haber encontrado un camino narrativo que huye de esos escenarios manidos.

Compartir el artículo

stats