Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

25 N | Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

“No es tiempo de minutos de silencio, es tiempo de acción”

Andrea Campos, hija de una víctima de la violencia machista, y representantes públicos ponen el foco en las alarmantes cifras de feminicidios

Lectura de manifiesto en la plaza de A Peregrina

“No hay mujer que a lo largo de su vida no haya sufrido algún tipo de violencia machista”, lamentaba la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, en el acto institucional que tuvo lugar en la plaza de A Peregrina. En una contundente intervención, la regidora provincial, al igual que el alcalde de Pontevedra, puso el foco en las alarmantes cifras de la violencia de género en la provincia, en Galicia y en el Estado, así como en el “insultante” negacionismo. Carmela Silva calificó de “repugnantes” y “cómplices” a los que niegan el sufrimiento de las mujeres y volvió a reclamar que esta lucha esté en el centro de la acción de todas las políticas no solo con palabras, “sino con medios y recursos”.

“No podemos soportar este negacionismo. Tenemos que gritar alto, porque esos que niegan las violencias machistas son cómplices”, señaló la presidenta de la Diputación, que apeló directamente a todas las instituciones y colectivos: “Grupos políticos, Gobierno del Estado, de la Xunta, gobiernos provinciales y locales, sindicatos, empresarios, poder judicial, instituciones académicas y medios de comunicación, tenemos que poner el foco en esta terrible situación. Las mujeres estamos hartas –exclamó– y reclamamos que la lucha por la igualdad y contra las violencias esté en el centro de todas las actuaciones. No es tiempo de declaraciones, de minutos de silencio, es tiempo de gritar, de acción y decisión, de que se luche con recursos para poner fin a este sistema que normaliza la violencia cruel contra las mujeres”.

Tras citar las 37 mujeres asesinadas este año, las 471 madres víctimas de violencia machista en Galicia con menores a su cargo, las 5.700 denuncias diarias o las seis violaciones diarias que se denuncian, entre otros alarmantes datos, Carmela Silva incidió en que en este 25N “tenemos que gritar para exigir que el conjunto de la sociedad diga basta ya y para que los hombres se comprometan con otra masculinidad que defienda junto a nosotras la igualdad. Es nuestra lucha y exigimos que la otra mitad del mundo, nuestros compañeros de vida, se una a nosotras con hechos. Por ellas, por nosotras, por todas: ¡Basta ya!”.

También el alcalde de Pontevedra subrayó la “imprescindible” implicación de los hombres en una lucha para acabar con la violencia que sufren millones de mujeres y sus hijos. “No nos resignamos. Tenemos que exigir que sea 25N siempre y poner a funcionar todo el sistema jurídico, social, legislativo y policial para evitar que tanta gente siga sufriendo y hacer una sociedad de personas libres, sanas, felices y llenas de vida. La violencia contra las mujeres es la muerte de toda la sociedad. Tenemos que seguir luchando, porque aunque parezca una batalla sin fin, no nos podemos rendir. Adelante con la lucha feminista”.

Andrea Campos, promotora de igualdad de género e hija de una víctima de la violencia machista, puso voz al manifiesto institucional del Concello de Pontevedra, incidiendo en la necesidad de seguir luchando contra todas sus manifestaciones, desde la violencia vicaria a la sexual, a la institucional o a la mercantilización de los cuerpos de las mujeres. “La cantidad de mujeres y niños que padecen violencia y permanecen invisibles en las estadísticas es insoportable y tenemos pendiente de cuantificar las agresiones que sufren los menores en el ámbito familiar. El trabajo que nos queda por delante es ingente. Tenemos las herramientas, solo tenemos que emplearlas. Por el presente de esas niñas y niñas y por el futuro que queremos construir”.

Compartir el artículo

stats