Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zancadas de solidaridad

La parroquia Virgen del Camino organiza una carrera benéfica por sus usuarios de Cáritas y los damnificados del terremoto de Haití

Algunos de los participantes recogiendo ayer las camisetas de la carrera. | // GUSTAVO SANTOS

El próximo domingo, 21 de noviembre, la ciudad vivirá una gran jornada solidaria gracias a la iniciativa de la parroquia Virgen del Camino, que ha organizado una carrera benéfica para sus cerca de 300 usuarios de Cáritas y los damnificados por el terremoto que asoló Haití el pasado mes de agosto. Bajo el hashtag #CorreXCaritas, los participantes buscarán micropatrocinadores que aporten un euro por cien metros recorridos. Las personas interesadas en colaborar pueden inscribirse en el correo electrónico correporcaritasvirgendelcamino@gmail.com y recoger –desde ayer– la camiseta para que la firmen sus mecenas.

La carrera tendrá lugar en la Illa das Esculturas. Habrá tres salidas y distancias adaptadas según las edades: entre 5 y 8 años, la salida será a las 10.50 horas y se recorrerán mil metros; entre 9 y 13 años, la salida será a las 11.15 horas y se recorrerán 2.250 metros, y de 14 años en adelante, la salida será a las 11.30 horas y se recorrerán 3.750 metros. El calentamiento previo para todas las personas que participen será a las 10.30 horas.

El párroco de Virgen del Camino, Alberto Domínguez Munáiz, señaló que la respuesta está siendo muy buena, que ya “hay bastantes apoyos” a los corredores y que esperan conseguir muchos más de aquí al domingo. El año pasado, también por estas fechas, se realizó el mismo evento pero de forma virtual por las restricciones del COVID; ahora el objetivo es que la iniciativa tenga más repercusión y se recaude una buena cantidad para colaborar con los más necesitados.

“La carrera la preparamos con un grupo de padres y los jóvenes de la parroquia que ya han hecho la Confirmación. Nos dimos cuenta de que teníamos alimentos para repartir entre los necesitados, pero no dinero para ayudar a pagar facturas. En los últimos meses se ha notado mucho que la situación ha empeorado para muchas personas”, explicó el sacerdote, que recuerda que el lema es “Si no ayudamos ahora, ¿cuándo vamos a ayudar?”.

El párroco de Virgen del Camino comentó que el objetivo de la carrera es “sensibilizar a la sociedad de una manera creativa”, y apunta que la situación en Haití es muy preocupante. “Tengo compañeros Jesuitas allí que nos cuentan que falta de todo. Por eso esta carrera sirve también para poner la mirada no solo en nosotros mismos, sino tener una visión más global”, señaló. En este sentido, recuerda que Haití ha sido declarado país inviable por la ONU en 1949 y que, además de las catástrofes naturales en forma de terremotos que ha sufrido en varias ocasiones –la última, agosto de este mismo año–, tiene problemas sociales y políticos, como el reciente asesinato a tiros de su presidente, Jovenel Moïse, el pasado 7 de julio.

La participación de los más jóvenes en este tipo de iniciativas es como una especie de “catequesis práctica”, ya que los niños y niñas de la parroquia, al salir con sus camisetas a buscar a esas personas que les patrocinen con un euro por cien metros les hace “ser conscientes de lo que hacen y transmitir el mensaje a la sociedad”, según apunta Domínguez Munáiz.

Tal y como apunta el sacerdote, lo que se recaude en la carrera servirá para ayudar a 70 familias que son usuarias habituales de Cáritas Virgen del Camino “más las que espontáneamente aparecen; en total serán alrededor de 300 personas las que necesitan ayuda en nuestra parroquia”.

Compartir el artículo

stats