Los militares de la Brigada Galicia VII ya están desplegados en Mali después de partir ayer la primera de las tres rotaciones del contingente que participará en la misión de la Unión Europea contra el terrorismo yihadista en esta república. Allí permanecerán durante los próximos seis meses.

Entre ellos había 20 militares procedentes de la base pontevedresa General Morillo

Esta primera rotación partió enla mañana de ayer del aeropuerto de Ranón, en Asturias, en donde han embarcado hacia el país centroafricano unos 170 militares de la Brilat, 150 militares pertenecientes al Regimiento Príncipe 3 (con sede en Asturias) y 20 militares procedentes de las unidades ubicadas en la Base General Morillo de Pontevedra. Cabe recordar, que en esta ocasión el grueso de la fuerza para esta misión lo aporta el Batallón San Quintín, con sede en la base asturiana Cabo Noval.

Imágenes del embarque de los soldados de la Brilat hacia Mali ayer. Brilat O. C.

Las imágenes de familiares despidiéndose de los integrantes de la Brilat que parten hacia esta misión se repetirán en los próximos días, hasta completar el traslado de un total de 325 militares entre esta y otras dos rotaciones más.

Allí llevarán a cabo labores de instrucción a las fuerzas locales en su lucha contra el terrorismo y de protección del personal militar y sus instalaciones.

Además, en breve también partirán de Madrid los vuelos que llevarán a los efectivos de la Brigada a Irak, en donde se prevé el despliegue de unos 125 militares del Batallón Toledo, también pertenecientes al Regimiento Príncipe con sede en Asturias, con aportaciones de la base pontevedresa. A finales de mes estarán completos ambos despliegues internacionales.