Macarena Varela Castro | Podóloga

“Ocho de cada diez pacientes que sufren artritis tienen deformaciones en los pies”

“La mayoría de las diagnosticadas son mujeres y de avanzada edad”, explica la experta

La podóloga pontevedresa Macarena Varela Castro.  // RAFA VÁZQUEZ

La podóloga pontevedresa Macarena Varela Castro. // RAFA VÁZQUEZ / Ana López

“Conociendo el pie artrítico” es el título de la charla que la podóloga Macarena Varela Castro (de la clínica Ponte en pie) ofrecerá mañana jueves, 17:30 horas, en el Hospital Provincial de Pontevedra en colaboración con la Asociación de Enfermos de Artritis de Pontevedra (Asearpo). Para asistir es necesaria inscripción previa en el teléfono 638395017.

– ¿Cómo desarrollará su charla en el Hospital Provincial?

– Explicaré qué es el pie artrítico, las características que tiene, sintomatología en general y las complicaciones más habituales que puede desencadenar esta patología. También abordaré la cirugía, porque es una de las dudas más frecuentes de los pacientes, en qué casos se puede aplicar y en cuáles no.

– ¿Cuáles son los síntomas claros de que una persona padece de pie artrítico?

– Los síntomas del pie artrítico son el dolor, dificultad para mover los dedos, inflamación y, sobre todo al principio, el paciente nota como si caminara sobre cristalitos, especialmente por las mañanas. Lo que se hace entonces es encargar una radiografía, porque tanto en pies como en manos uno los primeros signos que se dan es el de Galmiche, cuando se sale uno de los huesecitos; ahí derivamos directamente a Reumatología.

– ¿Es habitual que los pacientes lleguen a podólogo diagnosticados?

– Sí, ya vienen diagnosticados y con bastante patología. Es raro que lleguen nuevos. La mayoría, un 80%, ya están diagnosticados.

– ¿Por el médico de cabecera o el especialista?

–Por el especialista, que es el que suele recomendar la visita al podólogo.

– ¿Existe un perfil del paciente pie artrítico?

– De los que están diagnosticados suelen ser mujeres y mayores. Los que llegan aquí de primeros y derivamos nosotros, depende; normalmente más mujeres que hombres, pero la edad es más baja, de una media que se mueve entre los treinta y largos o cuarenta y pocos años.

– ¿Cuáles son los tratamientos para el pie artrítico?

– En la artritis, sí o sí, se necesita un tratamiento de base, que es el que se da desde Reumatología. Si la artritis no está controlada, el dolor no se va a ir. Hoy por hoy, la verdad es que en Reumatología trabajan muy bien y la gente está controlada y hay tratamientos suficientes para ello. Lo que ocurre es mientras se encuentra la medicación adecuada se van haciendo muchas deformidades. Nosotros, al principio lo que hacemos es ofrecer plantillas, siliconas... tratamientos paliativos para que no vaya a más o para acomodar esas deformidades y que la persona pueda caminar más cómodamente. Porque la carta de presentación de un paciente artrítico son las manos, pero las manos las mueven siempre, son más funcionales. Por ello lo que más les duelen siempre son los pies, porque es lo más castigado y lo que mueven menos.

Los síntomas del pie artrítico son el dolor, dificultad para mover los dedos, inflamación y, sobre todo al principio, el paciente nota como si caminara sobre cristalitos, especialmente por las mañanas"

– ¿Cuáles son las opciones en cirugía?

– Actualmente, se tiende a operar antes, porque las tecnologías han cambiado y hay cirugías mínimamente invasivas, que son las que se suelen usar con estos pacientes. Lo que si nos gusta es explicarles bien que la cirugía no es una operación y se acabó. Hay un postoperatorio, que a veces es tan o más importante que la operación en sí; suelen ser largos. Yo siempre les digo, una mala cirugía la puede arreglar un postoperatorio, pero una buena cirugía la puede estropear lo que se haga después. Es por eso que insistimos en que antes de operar tengan muy claro qué van a tener que pasar y estar muy comprometidos con ello. En caso contrario es una tontería operar.

– ¿Todas las personas con artritis terminan padeciendo de los pies?

– Más o menos, el 80 por ciento de los pacientes tienen deformaciones en los pies en diez años, es decir, a corto plazo. Y si hablamos de artritis reumatoide, que es la más frecuente, ya estamos hablando de un 90 por ciento. Es mucho.

– ¿Es recomendable el ejercicio en las personas con artritis?

– Esto ha cambiado muchísimo. Antes a los pacientes se les decía que no se moviesen, que guardasen reposo, pero ahora, afortunadamente no. Lo primero que hay que hacer es estabilizar su situación. Una vez que en Reumatología nos dicen que un paciente está estabilizado, controlado, puede empezar a hacer ejercicio. Tiene que ser siempre un ejercicio suave. Es una de las cuestiones que vamos a tratar en la charla, donde les voy a dar un ejercicio para cada día de la semana, que no les va a llevar ni cinco minutos pero que van a agradecer un montón, porque mantendrán el pie fuerte.

– ¿Cómo es la relación entre el servicio de Reumatología del área sanitaria de Pontevedra y los podólogos?

– Aquí es estupenda. Son unos profesionales estupendos y hay muy buen “beedback” entre unos y otros.

– ¿La sanidad pública cubre los tratamientos desde las clínicas de podología?

– No, por desgracia para muchos pacientes es todo privado. Es el problema más grande para las personas con pocos recursos.

Suscríbete para seguir leyendo