Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Del videojuego a la pasarela

Marín despide su fiesta de “gamers” con un concurso de cosplay: los participantes se visten como su personaje favorito de la realidad virtual, con una gran variedad de disfraces

8

Cosplay y "gaming" en Marín Gustavo Santos

El cosplay, contracción de costume play (interpretar disfrazado), se define como “una actividad representativa, donde los participantes usan disfraces, accesorios y trajes que representan un personaje específico o una idea”. Esta es la esencia del concurso con el que se despidió ayer el Marín Gaming Fest, que durante dos días reunió a aficionados a los videojuegos, y de la cultura a ellos asociada, de toda Galicia.

La jornada dominical comenzó con las semifinales del torneo League of Legends, cuya fase preliminar, online, se celebró en días pasados. En este caso, el premio era de 250 euros. Después hubo una charla sobre el fenómeno cosplay y a continuación se desarrolló el torneo FIFA con un premio de 50 euros.

El plato fuerte fue el Concurso de Cosplay, celebrado por la tarde y en el que se podía participar de forma individual o conjunta, con actuación o solo en la modalidad pasarela. Los concursantes se visten de su personaje favorito de los videojuegos y compiten por los premios. La indumentaria, ya sea textil o de armaduras, fue lo que más valoró el jurado, formado por la cosplayer Lowell y Sandra Garo, así como una persona de la organización.

Con esta competición se ponía punto final a la primera cita de este tipo en Marín, organizada por el Concello y la Asociación Gaming Troop, y que convirtió el Pabellón de A Raña en la meca de los videojuegos durante el fin de semana. Además de competir en los torneos virtuales (Super Smash Bro Ultimate, FIFA, League of Legends...) los participantes pudieron disfrutar de otras actividades, como los stands de artistas locales y una, “batalla” de freestyle, celebrada en la Alameda.

Compartir el artículo

stats