Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La protección de la Peregrina a la Brilat

Bendición de la imagen Rafa Vázquez

La Brilat contará en sus próximas misiones internacionales en Irak y Mali con una protección especial, la de la Virgen Peregrina. La brigada pontevedresa celebró ayer en el Santuario un acto de bendición de la imagen que acompañará a los soldados en el país asiático, si bien su protección se extenderá a los desplegados en África. La bendición fue realizada por el cura castrense de la base General Morillo, que también acompañará a los militares.

Militares que acudieron al Santuario Rafa Vázquez

Efectivos del Regimiento de Infantería Príncipe número 3 perteneciente a la Brilat Galicia VII partirán a partir del 15 de noviembre para participar en estas dos misiones internacionales. Las operaciones fueron presentadas ayer por sus responsables en el cuartel Cabo Noval de Asturias, participando además por videoconferencia responsables del operativo de Irak desde la base General Morillo de Pontevedra.

El despliegue en Mali fue explicado por el teniente coronel Ricardo Velasco, jefe del batallón San Quintín, mientras que desde Pontevedra hizo lo propio el comandante Víctor Alvarellos, para explicar la misión de Irak.

Todos los efectivos han realizado en los últimos días las últimas pruebas de evaluación en el Centro Nacional de Adiestramiento de San Gregorio, en Zaragoza, del 10 al 17 de octubre, certificando que estaban listos para las misiones.

Habrá un acto formal de despedida el próximo 5 de noviembre en Cabo Noval y los desplazamientos a esos países se realizarán escalonadamente operando desde el Aeropuerto de Asturias y desde el de Madrid a partir del día 15 de noviembre. Los soldados españoles estarán desplazados unos seis meses.

El comandante Víctor Alvarellos enmarcó la operación en Irak en la misión NATO Mission Iraq de la OTAN. El objetivo es ayudar a reforzar las instituciones y fuerzas de seguridad iraquíes para que ellas mismas puedan impedir el regreso del ISIS, luchar contra el terrorismo y estabilizar su país. Dejó claro que la misión no es de combate, sino que implica un “pleno respeto a la soberanía del país”, contribuyendo a la lucha contra el terrorismo, ayudando en la formación y protegiendo civiles. La Misión de la OTAN está basada “en la asociación y la inclusión”, asegurando ese respeto a la integridad territorial de Irak.

Actualmente, la contribución de España a esta misión es de 267 militares, de los que 125 pertenecen a la Brilat: 100 son del Regimiento Príncipe 3 y tienen como misión principal proteger al personal del cuartel de Nato Mission es sus cometidos, mientras que 25 se dedicarán a garantizar el apoyo logístico a las fuerzas españolas desplegadas en el país. El viaje de estos militares también está previsto para noviembre, operando desde los aeropuertos de Madrid y Asturias.

Tras estrenar un vídeo elaborado en Asturias por los servicios del Ejército de España, el teniente coronel Ricardo Velasco se refirió a la estructura y los objetivos de la Misión de Formación de la Unión Europea (EUTM) en Mali, de la que forman parte actualmente 1.067 soldados actualmente de 25 países europeos. Llevan ocho años de operación.

Desde España se cuenta además con aportaciones de otras unidades de la Brilat, como son el Grupo Logístico, el Batallón de Cuartel General, el Grupo de Artillería y el Batallón de Zapadores, así como del Mando de Ingenieros y el Mando de Transmisiones, entre otras unidades del Ejército de Tierra.

Los objetivos estratégicos de la misión son contribuir a la mejora de las capacidades de las Fuerzas Armadas de Mali, consolidar las mejoras logradas contribuyendo a la estabilidad política, apoyar el restablecimiento del control del Estado en todo el país y fortalecer la cooperación regional para hacer frente al terrorismo y el tráfico ilegal de seres humanos.

Así, basan sus actividades en cuatro pilares: entrenamiento de las unidades militares de Mali; asesoramiento de las fuerzas armadas del país; mejoras del sistema de educación militar; y asesoramiento y capacitación al cuartel general de la Fuerza Conjunta del Sahel del G5.

Actualmente la contribución española a esta misión es de unos 600 militares, de los que unos 350 son de la Brilat (265 pertenecen al regimiento asturiano), unos 125 son de la Brigada de Infantería de Marina Tercio de Armada y el resto son de otras unidades del Ejército de Tierra.

Veinte militares de la Brilat ya están desplegados en Mali. Son 18 que están adscritos al acuartelamiento de Cabo Noval y otros dos pertenecen al Batallón de Zapadores de la base de Figueirido, en Pontevedra. Ellos son los que han venido desarrollando en los últimos meses un programa específico de formación. Su destino en los próximos cuatro meses estará en las instalaciones de la región de Mopti-Sevaré, a unos 600 kilómetros de la capital de Mali, Bamako. El despliegue a Mali está previsto que se realice en tres rotaciones de vuelos, ambos desde el Aeropuerto de Asturias.

El teniente coronel Ricardo Velasco admitió que la situación en Mali es “inestable” y “volátil” . El país ha vivido recientemente dos golpes de estado y la presencia de grupos armados terroristas en el norte del país es otro motivo de preocupación.

Compartir el artículo

stats