Trabajadores de la planta de Ence en Lourizán han cortado el tráfico en la autovía de Marín en una movilización convocada por el comité de empresa de la fábrica para reclamar a la compañía y a las administraciones “garantías” en la conservación de los puestos de trabajos ante las sentencias que amenazan la continuidad del complejo a orillas de la ría de Pontevedra.

Tras concentrarse a las puertas de la fábrica a primera hora de la mañana, poco después de las 10.00 horas los trabajadores han acudido a la autovía, donde plantaron fuego a unos neumáticos y se concentraron en la calzada para interrumpir la circulación.

Inicio de la concentración G. Santos

Agentes de la Policía tomaron posiciones en las inmediaciones desde primeras horas de la mañana, al tiempo que se advertía a los conductores en los extremos de la autovía.

Esta movilización, convocada por el comité de fábrica, no cuenta con el respaldo de otros representantes de la plantilla, entre ellos el comité de oficinas y trabajadores de empresas auxiliares, respaldados por CC OO. Este sector considera que la protesta se ha convocado “unilateralmente” y no comparten otra postura que mantener a Ence en Lourizán, por lo que no quieren que se plantee un hipotético traslado que defiende el Gobierno central pero rechaza la compañía.

Concentración previa G. Santos

Desde el comité de fábrica se apuntaba en esta concentración que “reclamamos a la Xunta, el estado y la empresa que se sienten a hablar de la viabilidad para los puestos de trabajo. Ahora mismo, la mesa de diálogo está totalmente paralizada y no tenemos nada encima de la mesa. Si el Tribunal Supremo no admite a trámite los recursos (contra las sentencias de la Audiencia Nacional que anulan la prórroga de la concesión de Costas) estaremos cerrados y eso es lo que no queremos”.

El corte de la autovía ha generado notables atascos en zonas como Estribela, As Corbaceiras y Manuel del Palacio, entre otras.

La movilización en este vial concluyó pasadas las once de la mañana, aunque el tráfico ha tardado en restablecerse ya que los Bomberos tuvieron que acudir después a sofocar las llamas en los neumáticos incendiados.

Corte en la PO-546, la carretera vieja de Marín G. Santos

Pero la protesta de los trabajadores no terminó ahí, ya que después de abandonar la autovía entre Marín y Pontevedra, los concentrados acudieron a la PO-546, la carretera vieja de Marín, situada al otro lado de la fábrica, donde también procedieron a cortar el tráfico. Esta segunda protesta finalizó sobre las 11.30 horas, dejando tras sí largas retenciones de vehículos tanto en sentido Marín como Pontevedra, ya que los conductores que sabían del corte de tráfico en la autovía se habían desplazado hasta la carretera vieja para intentar continuar la ruta.