Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudad que cría niños autónomos

El 77% de los escolares acude caminando a clase; el 27% de ellos lo hace solo

Dos niñas acuden solas caminando al colegio por una calle de Pontevedra. | // GUSTAVO SANTOS

Niños seguros, autónomos y que son educados colectivamente por una ciudad de cuida de ellos. Era el horizonte con el que se pusieron en marcha en 2010 los Camiños Escolares, un programa para promover que los escolares acudan caminando al colegio, lo que redunda en una mejora no solo de su rendimiento educativo sino también de su salud física y emocional. Tres años después, una encuesta del Concello estimaba que el 66% de los menores iban a diario a clases a pie, un porcentaje que se ha incrementado hasta el 73% en este 2021.

Son algunos de los datos que se extraen de la nueva consulta realizada por la administración local a un total de 1.067 alumnos de los CEIP Campolongo, Vidal Portela, Álvarez Limeses, Froebel, Barcelos y Marcos da Portela.

Esta radiografía prueba que en estos momentos un 27% de los niños acude solo al colegio (un objetivo central, ya que se busca incrementar al máximo la autonomía de los niños), seis puntos más que hace 8 años, cuando aseguraban ir andando el 66% de los escolares.

En estos momentos un 27% de los niños acude solo al colegio (un objetivo central, ya que se busca incrementar al máximo la autonomía de los niños), seis puntos más que hace 8 años, cuando aseguraban ir andando el 66% de los escolares

decoration

Otro 46% acude a clases acompañado de adultos y el 27% lo hace en coche.

Esta última opción, que emplea el uso del vehículo rodado, ha bajado desde un 33% en 2013 y el gobierno local considera que en algunos casos es difícil lograr una mayor mejoría, dado que hay factores (como que las familias vivan lejos del centro escolar) en los que no puede intervenir la administración.

El concejal de Mobilidade, Demetrio Gómez, apuntó al sensible incremento de la opción peatonal para dar idea del poso de seguridad y comprensión del espacio público que tiene la Boa Vila a día de hoy. Las cifras son especialmente positivas, recordó, dado que la encuesta se realizó este mismo curso, ya en un escenario postpandemia, donde la sociedad percibió riesgos añadidos, de modo que incrementó las pautas de protección de los mejores, y cuando se han implementado limitaciones como el permiso expreso de los padres para que acudan a recoger a los menores.

La administración local consultó este mismo curso a un total de 1.067 alumnos de los CEIP Campolongo, Vidal Portela, Álvarez Limeses, Froebel, Barcelos y Marcos da Portela

decoration

El edil recordó que, acompañados o solos, los niños pontevedreses adquirieron esa autonomía y comprobaron, al igual que sus familias, que podían acudir sin mayores riesgos a sus colegios. Han pasado 11 años y esas primeras promociones de los Camiños Escolares “ya están en la Universidad y hasta han concluido sus estudios”, recordó Demetrio Gómez, que se felicitó porque “las cifras que manejamos en Pontevedra en este sentido no son contempladas en ningún plan de movilidad urbana de ninguna ciudad”.

Se avanza en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), que resulta una tarea compleja para la Boa Vila, dado que la mayor parte de los objetivos de estos programas ya los ha conseguido, como la reducción de a violencia viaria o de la emisión de gases

decoration

Demetrio Gómez hizo públicos estos datos al anunciar que se continúa avanzando en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), un documento exigido por ley y que ha de estar listo en 2023. Resulta, explicó, una tarea compleja para la Boa Vila, dado que la mayor parte de los objetivos que se formulan en estos documentos Pontevedra ya los ha conseguido, como la reducción de a violencia viaria o de la emisión de gases.

Compartir el artículo

stats