Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Las ciudades del futuro se parecerán más a Pontevedra”

La arquitecta Teresa Táboas, la periodista Susana Regueira y el experto urbano Ramón Marredes. Gustavo Santos

“Temos que repensar as cidades, repensar o modelo, porque as cidades son construtos colectivos, económicos e sociais, non son froito dun plano dun arquitecto nun despacho. E temos que preguntarnos cal vai ser o papel dos cidadáns no espazo público, porque é nas prazas e nas rúas onde se debate a democracia, onde as mulleres reclaman o voto, onde se dan as grandes revolucións e onde xorden os movementos de protesta e deberiamos avanzar cara ese modelo, porque as grandes empresas están monitorizando todo e levándonos cara o espazo privado”.

Esta fue una de las conclusiones que trasladó ayer la arquitecta y miembro del Consello da Unión Internacional de Arquitectos (UIA), Teresa Táboas, en la charla que clausuró el ciclo dedicado a las ciudades posibles “Urbtopías”.

La experta participó con el economista urbano y director de Placemaking Europe, Ramón Marredes, en una mesa redonda que estuvo moderada por la periodista de FARO Susana Regueira y en la que se abordó la recuperación del espacio público y las nuevas formas de habitar las ciudades para garantizar la salud, el bienestar y el compromiso contra el cambio climático, tras la pandemia del COVID.

Como arquitecta e cidadá teño medo de que as cidades se convirtan en prisións onde non haxa oco para manifestarse

decoration

La charla comenzó con una presentación en la que Susana Regueira procedió a la lectura del artículo “Un valor nuevo”, escrito por el escritor y crítico francés Frédéric Beigbeder, en el que reflexiona sobre el cambio de mentalidad que supuso la irrupción de la pandemia respecto a la vida moderna. A continuación, tomó el turno de palabra Ramón Marredes quien abordó cómo se plantearán las ciudades del futuro y la necesidad de derribar una serie de mitos al respecto.

En este sentido, el director de Placemaking Europe indicó que “probablemente las ciudades del futuro distarán mucho de esa imagen de altos rascacielos y coches voladores y se parecerán muchísimo más a ciudades como Pontevedra o Valencia, con una densidad relativa, usos mixtos y con una actividad cercana y de proximidad. En forma, la ciudad del futuro será como la actual, pero el futuro tendrá que ver más sobre cómo las habitamos”.

En este sentido, Teresa Táboas reflexionó sobre el hecho de que el espacio privado haya ganado terreno al espacio público y apuntó que “agora consumimos ocio na propia casa, pedimos comida a casa, e por primeira vez na vivienda entra o consumo, cando ata hai pouco tiñamos que saír de casa para mercar. É a fórmula perfecta para ternos illados e o espazo privado controlado e como arquitecta e cidadá teño medo de que as cidades se convirtan en prisións onde non haxa oco para manifestarse”.

La experta concluyó con que el futuro pasa por romper la barrera que separa el campo de las urbes.

Compartir el artículo

stats