Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Neno do Demo, el autor de las pintadas de calaveras, da el salto a Poio

Sigue siendo un misterio quién o quiénes están detrás de los grafitis, que desde hace unos meses invaden Pontevedra

La pintada en la marquesina de la rotonda de A Barca, en Poio. Gustavo Santos

El responsable, o responsables, de las pintadas de calaveras que desde hace unos meses invaden Pontevedra, han incorporado una firma a sus “obras”, para que no quede ninguna duda sobre su autoría: O Neno do Demo.

Las figuras en sí, que ahora con este nombre se confirma que hacen referencia al más allá y a una expresión coloquial gallega, continúan apareciendo por el casco antiguo y el centro de Pontevedra, invadiendo tanto propiedades privadas como espacios en desuso, como locales comerciales o bajos inutilizados. Es el caso de uno de los laterales en la calle Alfonso XIII, uno de los últimos grafitis, desde hace años vacío y que tiempo atrás albergó una oficina bancaria gallega.

Pero es que ahora también han comenzado a aparecer estas pintadas de calaveras en el municipio de Poio, como la que ha sido elaborada en la marquesina de autobuses de la rotonda de A Barca, donde se cogen los autobuses en dirección a Sanxenxo y O Grove.

Sigue siendo un misterio quién o quiénes están detrás de estos actos de vandalismo, como son considerados desde el punto de vista legal. Esta acción se pena con multas de entre 100 y 6.000 euros, según la Lei do Solo de Galicia, que eleva la cifra hasta los 150.000 euros en caso de que la agresión se produzca a un patrimonio catalogado BIC.

La diferencia entre los supuestos leves y los graves radica en la reincidencia de los actos y en que estos provoquen daños irreparables, entendiendo por esto último que exijan la sustitución del elemento afectado.

En todo caso, para atribuir a una persona un grafiti o pintada en un lugar no cedido es imprescindible que este sea pillado “in fraganti”.

Una nueva pintada del mismo autor en la calle Alfonso XIII. Gustavo Santos

Compartir el artículo

stats