Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música para nuestros tiempos

Vuelve el Festival Vertixe Sonora con un debut de lujo en la iglesia de San Francisco

El contratenor Javier Hagen y Ulrike Mayer-Spohn, flauta de pico y electrónica. | // FDV

Una propuesta de sonidos tan simbólica de nuestros tiempos como Tres Voces, del compositor estadounidense Morton Feldman, en la iglesia monacal de San Francisco y de la mano del dúo suizo UMS´n JIP, formado por Javier Hagen, contratenor y electrónica, y Ulrike Mayer-Spohn, flautas de pico y electrónica. El Festival Internacional Vertixe Sonora, una referencia en la música contemporánea, vuelve a Pontevedra con un debut de lujo.

El Espazo Nemonon será escenario esta mañana de la presentación del programa oficial de la novena edición del festival, cuyos responsables también anunciarán la designación de Vertixe Sonora como delegación española de la ISCM, la Sociedad Internacional para la Música Contemporánea.

El concierto inaugural se celebrará el próximo sábado, día 16, a las 17 horas. La organización recuerda que “quizás sea Feldman el compositor más adecuado para describir este periodo de suspensión temporal que acabamos de vivir" en el confinamiento

decoration

Por su parte, el concierto inaugural se celebrará el próximo sábado, día 16, a partir de las 17 horas en el templo conventual. La organización recuerda que “quizás sea Morton Feldman (Manhattan, Nueva York, 1926- Buffalo, Nueva York, 1987) el compositor más adecuado para describir este periodo de suspensión temporal que acabamos de vivir durante el confinamiento. Y probablemente estamos ahora en disposición de escuchar sus paisajes de sonidos flotando en el vacío de un modo diferente”.

Esta mañana se presentará la novena edición del festival, cuyos responsables también anunciarán la designación de Vertixe Sonora como delegación española de la ISCM, la Sociedad Internacional para la Música Contemporánea

decoration

Y es que el concierto de debut reserva para el público en este regreso “sonidos entre el tiempo y el espacio, entre la pintura y la música, despojados de los gestos instrumentales convencionales, de los giros adquiridos en la cultura occidental, en una dimensión global que sostiene los elementos en equilibrio, manteniendo esta tensión, o ese estado, a la vez congelado y en vibración”.

Maestro del tiempo

El tiempo, señalan, es un elemento en el que Feldman era un maestro. Recuerdan las palabras de Meyer en el sentido de que “pocos supieron usarlo como él: en poco menos de 75 minutos, los pequeños gestos cantados en Tres Voces se convierten en once palabras. Feldman concedió tiempo a los sonidos mismos. Tiempo para desarrollar su significado, para mostrar su carácter. Tres voces ilumina donde evolucionan los sonidos, lo que afirma su conexión con el tiempo”.

Con esta propuesta de música para nuestros tiempos, Vertixe Sonora continúa un intenso trabajo que este mismo año ha incluido la New Music Blind Date en Bremen o el concierto Migración VI celebrado en Lisboa en el marco del Ciclo de Música Contemporánea de Oeiras.

Compartir el artículo

stats