Tal y como adelantó FARO, la nueva Jefatura Provincial de Tráfico abandona este mes su vieja sede de la calle Joaquín Costa y se traslada a las nuevas oficinas de Campolongo. En concreto, esa apertura está fijada para el día 25, después de varias jornadas de mudanza.

La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, acompañada de la jefa provincial de Tráfico, Paula Yubero, ha supervisado esta mañana la finalización de las obras de acondicionamiento y mejora de las nuevas instalaciones de la Jefatura Provincial de Tráfico ubicada en el número 8 de la Plaza Veiga da Eira. Tienen una superficie total de 1.429,74 metros cuadrados frente a los 1.155 de los antiguos y abrirán al público el lunes 25 de octubre, acogiendo las primeras 27 pruebas de aptitud. El jueves 21 será el último día para realizar trámites en el antiguo local.

Según Larriba, "el traslado a esta nueva sede solucionará los problemas de falta de espacio que arrastraban las oficinas anteriores, además de mejorar notablemente la accesibilidad mediante la eliminación total de barreras arquitectónicas". Estas nuevas unidades también optimizarán la distribución del personal administrativo para, en definitiva, "mejorar el funcionamiento y la calidad del servicio al ciudadano".

La subdelegada ha destacado que la nueva ubicación, en la que se han invertido 1.231.780 euros, se encuentra cerca de las estaciones de tren y autobús, por lo que goza de una buena conexión. Añadió que “esta sede cubrirá las necesidades operativas de la Jefatura Provincial de Tráfico de acuerdo con los requerimientos del personal y favoreciendo una mejor atención al ciudadano en instalaciones con total accesibilidad”.

Actualmente, medio centenar de empleados prestan servicios en esta unidad, donde se realizan diversos trámites relacionados con vehículos dirigidos a ciudadanos y empresas, como traslados, altas y bajas o altas, que en 2019, el año anterior a la pandemia, ascendían a 17.599.

Además, en 2019 se realizaron 17.666 exámenes teóricos y 20.290 pruebas de tráfico en la sede de Pontevedra. En 2020 los efectos de la pandemia redujeron estas cifras a 15.899 exámenes teóricos y 16.224 prácticos.

También son importantes los servicios ofrecidos a autoescuelas y centros de formación y sensibilización viaria, trámites y aplicaciones relacionados con multas, comunicaciones de obras en carreteras, comunicaciones de accidentes de tráfico, etc.