La Xunta concedió este año tres ayudas por un importe de cerca de 220.000 euros para la adquisición de puntos limpios móviles por parte de cinco concellos de la provincia, entre ellos los de Portas, Campo Lameiro y Moraña. Se busca mejorar y ampliar la gestión de residuos especiales de competencia municipal, facilitando su adecuada recogida, clasificación y preparación para la reutilización.