El polígono empresarial de Barro, que gestiona la Diputación, acumula en las últimas semanas un importante impulso en su nivel de ocupación. La decisión de la empresa Distribuciones Froiz de adquirir más de 80.000 metros cuadrados para crear un centro logístico supuso en su día un espaldarazo a este recinto, que a día de hoy ya supera el medio centenar de parcelas vendidas.

En concreto, son 52 solares ya adjudicados, sobre un total de 76, después de la reciente adjudicación, por parte de la junta de gobierno de la Diputación, de dos nuevas parcelas en este parque empresarial. Ese espacio será ocupado por la empresa Prosol Enerxía SL, firma comercializadora de electricidad verde para clientes con instalación solar fotovoltaica para el autoconsumo. En concreto, la compañía ocupará dos parcelas de 2.225 y 2.456 metros cuadrados respectivamente, con un precio total de 560.872 euros.

La presidenta provincial, Carmela Silva, se congratuló de que el polígono industrial “siga aumentando su ocupación y así genere actividad económica y empleo”. Además, destacó el hecho de acudan a este recinto “empresas que apuestan por la economía verde, que es una de las grandes las transformaciones que tenemos que hacer en nuestro país ”. Actualmente, el polígono de Barro tiene una ocupación del 68,4% y de las 76 parcelas existentes, 24 están a la venta.

El parque cuenta con la presencia de una veintena de empresas, entre las que se encuentran Frutas Moncho, Distribuciones Froiz, Caenor, EDF Solar, Gasóleos Xeve, Gescogra, Mariscos Alumar, González Cerqueiro, Hijos de Rivera, José B. González Villaverde, Novas Rías, Rafael Díaz Buceta, Balvalen, Áridos de Curro, TC Group Atlántico, Transfrío Rías Baixas SL, Artesa Rías Baixas, Estación de Servicio Low Cost, Mafari Café o Panaderías Acuña.