El plan de los trabajadores y la Xunta de adscribir los terrenos de Ence al Puerto de Marín da un paso adelante. La Autoridad Portuaria ha respondido afirmativamente a la petición de la administración autonómica, que la contempla como una solución jurídica viable para garantizar el mantenimiento de la fábrica en Pontevedra.

La Xunta recibió el pasado lunes la respuesta favorable tras realizar una consulta a la Autoridad Portuaria que encabeza José Benito Suárez “para ver si era una posibilidad conveniente”, señaló el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda; y la contestación, añadió, es que sería “una solución óptima”.

Pasaría por la ampliación de los terrenos del Puerto de Marín “para hacer una adscripción mayor y que pudiese haber más instalaciones ahí, que es de lo que trata esta posibilidad”, añadió el vicepresidente de la Xunta.

Por su parte, la empresa considera esta respuesta “una buena noticia” y agradece la iniciativa para “explorar esta posibilidad”. Afirma que está atenta “a los siguientes pasos de este proceso” y, en paralelo, continuará “con la defensa jurídica de la legalidad de la prórroga de esta concesión”.

De hecho, la compañía ya presentó el pasado lunes los recursos de casación ante el Tribunal Supremo y reitera que agotará “todas las vías jurídicas”.

Tras esta respuesta del Puerto de Marín, la Xunta elevará al Consello Consultivo la consulta sobre una hipotética adscripción al Puerto. “Vamos a ver lo que dice, hasta ahora cuando se pronunció a todo el mundo le ha valido y espero que siga valiendo…”, añadió Alfonso Rueda, que incidió en que “aquí lo importante es que esos puestos de trabajo no se pierdan” en Galicia.

Ence exporta una media de 400.000 toneladas al año por vía marítima. Supone casi la quinta parte del tráfico portuario total desde Marín (en concreto, un 19%) y hasta el 60% del tráfico de mercancía general convencional, es decir, la no contenerizada

Criticó que se diga a priori que esa adscripción no es viable. “Queremos saber si es posible y por eso le preguntamos al órgano que asesora a la Xunta en materia jurídica, compuesto por juristas de mucha categoría y que no solo la Xunta sino muchos concellos, incluido el Concello de Pontevedra, se han dirigido a él y en función de su respuesta tomaron decisiones. Lo que pido es no descartar posibilidades antes de saber si son viables. Aquí lo que intentamos es salvar puestos de trabajo”.

La respuesta de la Autoridad Portuaria era en cualquier caso previsible. Ence exporta la totalidad de la producción de su fábrica de Lourizán por el Puerto de Marín. Se trata, reconoció hace meses el presidente de la Autoridad Portuaria, José Benito Suárez Costa, de una mercancía “estratégica” para el proyecto que encabeza.

A día de hoy Ence exporta una media de 400.000 toneladas al año por vía marítima. Supone casi la quinta parte del tráfico portuario total desde Marín (en concreto, un 19%) y hasta el 60% del tráfico de mercancía general convencional, es decir, la no contenerizada.

Muy al contrario, tanto el Concello de Pontevedra como el comité de empresa descartan esta posibilidad. El concejal de Ordenación do Territorio y vicepresidente de la Diputación, César Mosquera, afirmó que esta propuesta supone trasladar al Gobierno central “otra vez, vías fraudulentas y prevaricadoras” para resolver este conflicto.

Incidió en que los puertos también son espacio marítimo-terrestres de dominio público y por tanto no pueden desarrollarse actividades que no sean estrictamente necesarias para el funcionamiento portuario. Recordó que “ningún puerto tiene una celulosa” y defendió que “la propuesta que plantea la Xunta es rescatar una vía cegada que en estos momentos tendría un menor percorrido que en 2005, porque supondría saltarse una sentencia. Es crear expectativas absurdas a los trabajadores y marear a la gente”.

Tanto el Concello como el comité de empresa descartan esta posibilidad. El concejal de Ordenación do Territorio afirmó que esta propuesta supone trasladar al Gobierno central “otra vez, vías fraudulentas y prevaricadoras” para resolver este conflicto

En 2005 el Ejecutivo gallego ya se había planteado este escenario, recibiendo informes negativos por parte de los técnicos municipales y de un experto en derecho administrativo. Como resultado, Puertos del Estado optó finalmente por aparcar esta alternativa.

Los representantes de los trabajadores también incidieron en que esta propuesta de hace 16 años acabó siendo un “fracaso” por su inviabilidad. Recordaron que “siempre hemos defendido que se debe explorar cualquier solución que garantice la continuidad de nuestros puestos de trabajo, pero pedimos que sean soluciones reales que se puedan llevar adelante”.

De hecho, el personal de la fábrica emitió la pasada semana, tras la reunión el con vicepresidente segundo de la Xunta, Francisco Conde, un comunicado en el que dejó claro que descartan esta última alternativa sobre la mesa.

El comité de empresa también considera “muy preocupante” que la Xunta “quiera dejar correr el tiempo” y parezca no querer buscar una solución que garantice la continuidad de los empleos en Galicia

El comité de empresa también considera “muy preocupante” que la Xunta “quiera dejar correr el tiempo” y parezca no querer buscar una solución que garantice la continuidad de los empleos en Galicia.

Por lo demás, el Ejecutivo gallego desconoce la nueva fecha de reunión de la mesa de Ence. “A día de ayer (por el pasado lunes) no me cuesta que hubiese ninguna convocatoria”, destacó el vicepresidente primero, que lamentó que “estamos en fechas, se había quedado en que se convocaría pasado un tiempo no muy largo respecto de la última y esa convocatoria aún no se produjo”.

Por su parte, la administración gallega “lo que hizo es decir que valía la pena explorar la posibilidad que plantean los trabajadores de poder adscribir los terrenos del puerto y por lo tanto solucionar lo que ahora mismo es una solución jurídica”. Se trata, aseguró Alfonso Rueda, de dar una alternativa “jurídica y solucionar que puedan seguir las instalaciones en Pontevedra y que esos puestos de trabajo no se pierdan”.