El TSXG desestimó el recurso presentado por un particular que exigía que el Concello le expropiara unos terrenos, situados entre Josefina Arruti y la Avenida de Vigo, por los que exigía unos 1,9 millones de euros. Los técnicos municipales concluyeron que esta parcela no procedía ser expropiada al estar situada en suelo urbano no consolidado y pendiente de desarrollo urbanístico.