La Diputación presta desde el año 2015 un servicio de retirada de vehículos abandonados a los municipios de la provincia de menos de 5.000 habitantes. En lo que va de 2021, en total ya fueron retirados 53 vehículos gracias a este servicio al que están adheridos 45 concellos de la provincia y que se ofrece de manera gratuita a las administraciones municipales con el objetivo de luchar contra la contaminación ambiental.