Es una costumbre que se puede ver en muchas playas de Sanxenxo, pero en especial en las más urbanas y concurridas, como Silgar o Caneliñas. Se trata de bajar a la playa temprano para reservar sitio mediante la colocación de sombrillas y sillas vacías. También es habitual que los bañistas dejen esos utensilios colocados a mediodía, mientras acuden a sus domicilios a comer, para mantener el mismo espacio por la tarde. Es un fenómeno que ha causado numerosas protestas y más de un conflicto entre los usuarios y que el Concello quiere erradicar.

Así se establece en una nueva ordenanza que aprobará inicialmente el Concello en el pleno de mañana lunes y que estará en vigor el próximo verano, que tiene el fin de “incidir en el uso responsable y el cuidado de los arenales del municipio y fomentar el desarrollo sostenible de estos espacios naturales y la convivencia entre los usuarios de las playas en el primer destino turístico del norte de España durante la época estival”, según destaca el Concello.

El texto que ya ha pasado la fase de alegaciones consta de 21 artículos de uso y gestión, así como de un régimen sancionador con tres tipos de infracción: leves, graves o muy graves. Las sanciones podrán ir desde los 750 a los 3.000 euros dependiendo de la gravedad de la infracción.

El reglamento dedica uno de sus artículos a la celebración de la noche de San Juan, cita muy arraigada y vinculada al disfrute en los arenales. Además, de los permisos y requisitos que desde el ayuntamiento se exigían hasta el momento en determinadas playas donde se autorizaban las hogueras, quedarán prohibidas las tiendas de campaña, los farolillos tailandeses, los vasos o botellas de vidrio y el baño, por motivos de seguridad, quedará totalmente prohibido entre las 22,00 horas del día 23 de junio hasta las 9.00 horas del día siguiente, 24, festividad de San Juan.

En cuanto a la utilización habitual de la playa, la ordenanza prohíbe que se dejen instaladas sombrillas o sillas, a modo de reserva de espacio, si no se encuentra el propietario. Tampoco se permitirá cocinas ni la utilización de artefactos que lleven aparejado el uso de fuego. Las molestias por ruidos es otro de los aspectos que busca regular la ordenanza. Los aparejos de radio o casetes no podrán molestar a los usuarios por lo que no podrán superar 45 decibelios durante el día y 35 decibelios por la noche.

Este asunto será objeto de debate en el seno de la corporación durante el pleno de mañana lunes, una sesión que también analizará un reglamento de uso de las instalaciones deportivas, la modificación de la ordenanza contra el ruido y cambios en dos tasas municipales (la de depuración de las aguas residuales, y la de la red de saneamiento) y en el impuesto de construcciones, instalaciones y obras.

No podrán transitar mascotas por los arenales en todo el verano

Otro de los asuntos que se aborda en las ordenanzas es el relativo a la presencia de mascotas. Y en este sentido, se indica que quedará prohibido el tránsito de cualquier tipo de animal doméstico en las playas o zona de baño durante la temporada alta, del 1 de junio al 30 de septiembre. Esta limitación se amplía en las zonas sensibles por la cría de aves desde el 15 de marzo en las playas de Red Natura 2000 como son Major, Fontenla, Foxos, Nosa Señora, Areas Gordas, A Lapa, Espiñeiro, A Lanzada y Montalvo. El gobierno local señala, a modo de conclusión, que “esta nueva ordenanza contribuirá a la mejora y cuidado de las playas de Sanxenxo que son ya un referente turístico y paisajístico con un texto que promueve el cuidado y la sostenibilidad ambiental”.