Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La puesta en servicio del saneamiento de Poio y Sanxenxo se planifica para el verano de 2024

Propuesta de trazado del emisario desde la playa de Montalvo. FdV

La empresa pública Acuaes, que en abril pasado firmó un acuerdo con Sanxenxo y Poio para completar el saneamiento de la ría en su orilla norte, calcula que estas obras, presupuestas en cerca de 20 millones de euros, se licitarán en el primer trimestre del próximo año y estarán finalizadas para el verano de 2024, después de año y medio de trabajos.

Así se establece en una reciente respuesta del Gobierno central a una pregunta del grupo parlamentario socialista en el Congreso. Se añade que Acuaes ya finalizó el estudio de alternativas, los análisis ambientales y la redacción del proyecto y solo resta la tramitación ambiental.

La actuación abarca desde Raxó, en Poio, hasta Montalvo, en Sanxenxo, y tiene el objetivo la “mejora en materia de saneamiento de la ría, recogiendo mediante un colector interceptor todos los vertidos realizados en la zona comprendida entre Samieira (Poio) y Montalvo (Sanxenxo) y transportándolos a la estación depuradora de aguas residuales de Paxariñas que deberá ser ampliada, a la vez que será construido un nuevo emisario submarino que sustituya el actual de Montalvo”. Este emisario –declarado junto con el resto del plan de Poio y Sanxenxo de interés general– es una de las principales actuaciones del proyecto. Reemplazará al actual y llegará a los 1.250 metros.

El Ministerio para la Transición Ecológica reconoce que “los sistemas de saneamiento de los Concellos de Sanxenxo y de Poio, en la zona de Raxó-Samieira, presentan déficits que se acentúan con la elevada ocupación estacional, principalmente en época estival. Estas deficiencias son especialmente relevantes por las importantes exigencias ambientales del medio receptor (el mar), como son el uso para el baño y la producción de moluscos.”. Añade que “los núcleos de Raxó, Samieira y A Granxa, pertenecientes a los Concellos de Sanxenxo y Poio, tienen un sistema de colectores que recoge las aguas residuales que, mediante un bombeo, vierte al mar a través de un emisario submarino sin ningún tipo de tratamiento previo.

Paralelamente, “la depuradora actual del Concello de Sanxenxo, situada en Paxariñas, aún con ciertas limitaciones y deficiencias, tiene capacidad suficiente durante gran parte del año. Sin embargo, en época estival el funcionamiento del tratamiento biológico se encuentra al límite”.

Por tanto se concluye que “dado que la capacidad de la planta de Sanxenxo no es suficiente para abordar los caudales y cargas futuras, fundamentalmente en época estival, y el sistema de Raxó-Samieira no presenta ningún tipo de depuración, no es posible mantener la situación actual y se ve necesario llevar a cabo actuaciones que solventen ambas problemáticas”.

Un nuevo emisario en la ría, de 850 metros

Además de ampliar la depuradora de Paxariñas, se considera imprescindible un nuevo emisario en la zona marítima de Paxariñas-Montalvo ya que “el existente no presenta capacidad suficiente para el caudal máximo de la ampliación de la depuradora”. Además, “para obtener garantías del cumplimiento de la calidad de las aguas de baño se considera necesario mantener el vertido mediante emisario submarino.

Con independencia de la idoneidad del punto de vertido y del modo de realizarlo (descarga puntual), la capacidad actual de esta conducción es del orden de los 350 l/s (caudal máximo actual de la planta), inferior al caudal máximo de la ampliación de la EDAR de Paxariñas”. Esta conducción tendrá un diámetro de 710 milímetros y comienza en las inmediaciones de la playa de Montalvo conectándose con el emisario terrestre existente de igual diámetro.

El primer tramo de unos 400 metros discurrirá enterrado mientras que el tramo restante, unos 850 metros, lo hará apoyado en el fondo marino. Finalmente dispondrá un tramo difusor con elevadores y bocas difusoras con válvulas de retención para la descarga del efluente de la depuradora. El plan de Acuaes incluye nuevos bombeos en Raxó, Areas, el puerto de Sanxenxo y en Espiñeiro (Portonovo) y la sustitución del colector general que recoge las aguas de Sanxenxo y descarga en el bombeo del Espiñeiro por uno de mayor diámetro.

Compartir el artículo

stats