La Autoridad Portuaria ha recibido la autorización de la Audiencia Nacional para personarse en el proceso judicial ante el Tribunal Supremo y defender la prórroga de la concesión de Costas, anulada en julio pasado por la ese mismo órgano. Este permiso se extiende a varias empresas afectadas por un posible cierre de la pastera de Lourizán, integradas en la Plataforma Proindustria que defiende su continuidad.

El personamiento fue aprobado por mayoría en un consejo extraordinario de la Autoridad Portuaria por iniciativa de los representantes de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía y del representante de las organizaciones empresariales. Ambos apelaron a las “consecuencias económicas y sociales catastróficas que supondría el cese definitivo de la actividad de la empresa por la pérdida de empleo y de una de las principales fuentes de ingreso de la población rural de Galicia”.

Por el momento, el presidente portuaria, José Benito Suárez Costa, prefiere centrarse en la vía judicial para mantener a Ence en Lourizán y evita pronunciarse sobre la propuesta de CC OO de adscribir la planta al Puerto de Marín para “sortear” la sentencia anulatoria.

Si bien considera “lógico que un sindicato busque todas las ideas posibles para defender los puestos de trabajo que están en riesgo”, Suárez Costa afirma que “desde la Autoridad Portuaria ya manifestamos que estamos por la defensa de las empresas y trabajadores del puerto y ahora mismo, con la realidad que hay a día de hoy, la vía que tenemos abierta es la judicial y es donde podemos actuar ahora”. De hecho, ya hace unos días informaba a FARO que “la Autoridad Portuaria ha ejecutado ese acuerdo (del consejo) personándose en los recursos contencioso-administrativos que se tramitan en la Audiencia Nacional”.

La opción alternativa lanzada por CC OO es que los terrenos de Ence en Lourizán se adscriban a los del Puerto. El secretario de organización del sindicato José Luis García Pedrosa, cree que “esta podría ser la solución jurídica para que Ence continúe en Pontevedra” y puso de ejemplo a diferentes empresas industriales situadas en la ría de Vigo, señalando que “la afectación de la Ley de Costas se vio salvada con la adscripción de esas empresas a la Autoridad Portuaria de Vigo, por lo tanto, esta podría ser una alternativa para Ence incluso con una sentencia en contra del Supremo”.

Desde que se conoció la sentencia de la Audiencia Nacional, el Puerto expresa su “máxima preocupación” como presidente ante las consecuencias que tendría para el Puerto de Marín el posible cierre de Ence. 

La Autoridad Portuaria subraya que el tráfico de pasta de papel de Ence supone más de 100 barcos al año y 120 movimientos de camión por cada barco. Además el puerto cuenta con una infraestructura única en España destinada a esta actividad: la Terminal Cubierta o AWT que tiene en concesión la empresa Grupo Nogar, otra de las principales creadoras de empleo en el recinto portuario. Para el Puerto de Marín “es, sin ningún género de dudas, una mercancía estratégica y si un eventual cierre conlleva que se pierda ese tráfico, muchas otras cosas van a estar en juego directa e indirectamente”, indicó el presidente.

Ence exporta la práctica totalidad de su producción de la fábrica de Lourizán por el Puerto de Marín. Con una media de 400.000 toneladas al año “estaríamos hablando de un 19% del tráfico portuario total y hasta un 60% del tráfico de mercancía general convencional (la no contenerizada). “La razón de ser de un puerto de interés general es la importación y exportación de productos para la industria ubicada en su hinterland o área de influencia, añadió el presidente.