Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Ramón Caldas. Presidente de APE Galicia

“Nuestra prioridad ahora mismo es frenar la destrucción del empleo autónomo”

José Ramón Caldas en la sede de APE Galicia, en Pontevedra.  // GUSTAVO SANTOS

José Ramón Caldas en la sede de APE Galicia, en Pontevedra. // GUSTAVO SANTOS

Lleva 15 años representando y defendiendo los intereses de los autónomos gallegos y el pasado miércoles resultó reelegido como presidente de la APE Galicia, cuya sede se encuentra en la ciudad de Pontevedra, con el 93% del respaldo de sus socios. José Ramón Caldas explica cómo encara una nueva etapa al frente de la entidad.

–¿Cómo acoge esta nueva etapa como presidente de la entidad?

–Con mucha ilusión, ganas de trabajar y con una gran responsabilidad, ya que han sido muchas las personas que siguen confiando en mí para continuar al frente de APE Galicia. Tenemos por delante muchos retos a los que es necesario hacer frente con creatividad, imaginación, capacidad de gestión y de interlocución con las administraciones. Puedo decir con humildad que tengo muchos conocimientos sobre el colectivo al que APE Galicia representa y eso me ha facilitado constituir una amplia junta directiva, representativa territorialmente y por sectores.

–¿Cuáles son los principales objetivos o retos que se plantea en esta nueva etapa?

–Avanzar en la adaptabilidad a los tiempos actuales, siendo más eficaces, más competitivos, estando mejor formados y digitalizados y convirtiendo APE Galicia en el referente indiscutible al servicio de las personas trabajadoras autónomas de Galicia, así como de todas aquellas personas con interés en emprender. Conseguir que un autónomo haga su empresa más rentable, innovadora, competitiva y responsable, ese es nuestro reto.

"Cada sector tiene una realidad y unas necesidades diferentes y queremos que las propuestas para avanzar salgan de quienes viven el día a día en cada sector"

decoration

–¿Qué balance hace de sus años al frente de la entidad?

–Muy positivo. He visto crecer esta asociación de forma exponencial y hoy puedo decir con orgullo que APE Galicia representa a más de 72.200 autónomos gallegos. Estoy convencido de que solo unidos, en una asociación fuerte, podemos avanzar, y a ese nivel estoy muy satisfecho por el trabajo realizado.

–Tras un año y medio de pandemia, ¿cómo es la situación actual de los autónomos? ¿Cuáles son sus necesidades a día de hoy?

–El efecto de la pandemia no ha sido igual para todos los sectores. Las líneas de ayuda y los planes de rescate tampoco han llegado por igual a todos, sobre todo este III Plan de Rescate, que viene marcado por el R.D. 5/2021 y que establece que autónomos o pymes con pérdidas en el 2019 se queden fuera o que sólo sean justificables las deudas pendientes de pago a fecha de 30 de septiembre, plazo ampliado estos últimos días, para que estas ayudas puedan finalmente llegar a todos los que hasta el momento eran discriminados por haber cumplido con sus obligaciones asumiendo el pago de sus deudas.

No se puede hablar, por lo tanto, de una situación común. Precisamente, eso es lo que nos ha llevado a reformular nuestra junta directiva integrando un total de 21 vocales que representan a ocho sectores productivos diferentes. ¿Por qué lo hemos hecho así? Porque cada sector tiene una realidad y unas necesidades diferentes y queremos que las propuestas para avanzar salgan de quienes viven el día a día en cada sector.

"Tenemos que apoyar y ayudar a los autónomos, con medidas concretas que refuercen su competitividad"

decoration

–¿Ha caído la cifra de autónomos en la provincia de Pontevedra o en la ciudad, a raíz de la llegada del COVID?

–Unos han tenido que cerrar y otros han iniciado actividad. Un ejemplo, el pasado mes de mayo, en Galicia se registraron 2.320 altas de autónomos, pero se anotaron 1.710 bajas. La época estival mejora los datos de nueva afiliación, aunque con diferencias entre la Galicia costera y la de interior. Provincias como Pontevedra (con 696 nuevas afiliaciones) y A Coruña (con 382) registran cifras de crecimiento de nuevos negocios; Ourense, con 38 afiliados netos menos, y Lugo, con un descenso de 83, han seguido destruyendo actividad.

Nuestra labor ahora es frenar esa destrucción de empleo autónomo y consolidar al colectivo. Y en eso tenemos que apoyarles y ayudarles, con medidas concretas que refuercen su competitividad.

–¿Cuáles han sido las principales trabas o problemas con los que se han encontrado en la pandemia?

–En determinados sectores, la impotencia de no poder trabajar, de tener que adaptarnos a normas que variaban con excesiva rapidez, unas ayudas restrictivas que dejaron a muchos autónomos fuera y un mercado que de repente cambió e impuso la necesidad de digitalizar las empresas, uno de los grandes retos pendientes.

–¿Cómo es la situación actual de las mujeres autónomas? ¿Qué tipo de dificultades encuentran?

–En general, las dificultades son comunes, pero es cierto que hay un incremento importante de mujeres que se deciden a emprender y hay programas específicos de apoyo que buscan impulsar la igualdad, también en la creación de empleo. Un alto porcentaje de las personas que deciden emprender en Galicia son mujeres, y un dato relevante es que el porcentaje de abandono de los proyectos empresariales es mucho menor en las mujeres.

“La pérdida de trabajo ha sido superior entre las mujeres”

–¿De qué forma ha apoyado la APE a los autónomos a raíz de la pandemia y cómo continúa haciéndolo?

–Con asesoramiento y acompañamiento permanente, trasladando a las administraciones competentes la urgencia de implementar medidas de apoyo directas y concretas, así como líneas de financiación que les permitan superar este complicado momento. Es muy importante el papel que jugamos como asociación más representativa dentro de la Mesa do Traballo Autónomo. Ahí es donde podemos poner encima de la mesa y ante la administración, todos los problemas, necesidades y reclamaciones del colectivo, para tratar de dar solución y poner en valor a este colectivo, que son una pieza clave para la consolidación del crecimiento económico que está viviendo Galicia.

–¿Cuál es el perfil actual de los trabajadores autónomos?

–Uno de cada cuatro trabajadores gallegos es autónomo y, a pesar de que la pérdida entre el colectivo femenino ha sido superior a la de los hombres desde que empezó la pandemia, sigue ocupando un lugar importante respecto a otras comunidades. Según el informe GEM de Galicia, la edad media de las personas emprendedoras es entre 41 y 42 años y la mayoría de los proyectos emprendedores que se desarrollan lo hacen en el entorno urbano, un 83,04%, lo que nos hace incluir en nuestros proyectos futuros un objetivo hacia este último, con actividades para el fomento del empleo autónomo, la dinamización y la consolidación del mismo en nuestro rural.

Compartir el artículo

stats