Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienza la mejora de la conexión entre la vía rápida y Sanxenxo con desvíos de tráfico

Atascos en la salida de la vía rápida en Sanxenxo.

Atascos en la salida de la vía rápida en Sanxenxo. Iñaki Abella

La Xunta inicia hoy las obras de mejora de la conexión de la vía rápida do Salnés (VG-4.1) con la carretera PO-504 en Sanxenxo con el fin de ampliar su capacidad y reducir los atascos de tráfico del verano. Los trabajos se acometerán en dos fases y serán necesarios desvíos de tráfico.

La intervención, para la que ha sido necesario llevar a cabo expropiaciones en la zona, supondrá una inversión total por parte de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade de 335.000 euros. Ha sido adjudicada a la empresa Construcciones Fechi S.L.

El objetivo es actuar en un área en la que se producen importantes retenciones debido a que los vehículos que llegan desde O Grove y A Lanzada acceden al enlace con la PO-504 a través de un ramal con un radio de giro muy bajo y regulado por un Stop. Se modificará el ramal para ampliar la calzada entre la glorieta de conexión con Sanxenxo y el vial autonómico, dotándolo de un carril adicional y eliminando el Stop. Con ello se prevé que se pondrá fin a las colas de coches que en ocasiones llegan hasta la propia vía rápida y dificultan enormemente la circulación.

Además, las obras se completarán con otras actuaciones de refuerzo de la seguridad vial, como la reubicación de la iluminación, la renovación de la señalización y la colocación de balizas de separación de los sentidos en el ramal entre glorietas.

El gobierno autonómico ha decidido comenzar los trabajos ahora, una vez terminada la temporada alta de turismo, para afectar lo menos posible a la movilidad, tanto de los vecinos como de los turistas, ya que serán necesarios desvíos de tráfico.

Estos desvíos se acometerán en dos fases y está previsto que ya no sean necesarios en el mes de diciembre, una fecha que queda supeditada al avance de los trabajos en función de las condiciones meteorológicas de las próximas semanas.

La primera fase de desvíos comenzará hoy y se prolongará durante dos meses. Se desviarán los vehículos de la vía rápida procedentes de O Grove por la salida 21 hasta la carretera provincial EP-9206 en sentido Portonovo.

Por su parte, el tráfico de salida de Sanxenxo se desviará por la vía de servicio anexa a la afectada y el de la propia vía rápida de entrada a la villa turística discurrirá por la PO-504, habilitando un desvío en la propia calzada.

Vehículos ligeros y pesados

La segunda fase de los trabajos, para los que se estima un tiempo de duración aproximado de un mes, obligará a cortar en su totalidad el acceso que une la glorieta inferior de la vía rápida con la rotonda de la PO-504.

Se desviará el tráfico de salida de Sanxenxo en dirección a la vía rápida por la actual vía de servicio. 

Los vehículos ligeros de entrada deberán circular por la carretera EP-9205 por una vía municial que parte de la glorieta inferior. Por su parte, el tráfico pesado y de autobuses no podrá usar el acceso 19 y se desviará al 21 por la entrada de la citada EP-9206 sentido Portonovo.

En cualquier caso, tanto la Guardia Civil como la Policía Local de Sanxenxo estarán en los puntos estratégicos dirigiendo el tráfico para evitar problemas estos primeros días de cambios.

Estos trabajos, tal y como destacó la conselleira de Infraestruturas en su momento, Ethel Vázquez, supondrán una mejora considerable en una zona muy importante por su atractivo turístico.

La Xunta recibió 12 ofertas para llevar a cabo las obras de mejora, aunque finalmente se decidió por Construcciones Fechi S.L.

El pasado mes de marzo, cuando se anunció la intervención, la conselleira subrayó que se trata de una de las zonas de Europa que concentra más figuras de protección ambiental y que la legislación actual dificulta y limita las posibilidades de actuación sobre el territorio.  

Como ejemplo del compromiso del gobierno autonómico en la seguridad vial, recordó los más de 10,5 millones de euros invertidos en la transformación de la vía PO-308 “en una carretera segura para peatones y conductores”. 

Compartir el artículo

stats