Tras la reciente adquisición de un equipo desfibrilador para el Mercado de Abastos de Pontevedra, la Concejalía de Promoción Económica y Turismo que encabeza Yoya Blanco, organizó un curso para los vigilantes de la Plaza (que serán los que los utilicen en caso de emergencia) aprendan todo lo necesario para su correcto uso. La actividad didáctica tendrá lugar el martes 21 de septiembre de 9.00 a 14.00 en la primera planta del edificio ubicado en la calle Sierra, y abordará una serie de criterios formativos DESA (Desfibrilador Externo Semiautomático) específicos Covid-19 para el uso de este dispositivo médico extrahospitalario para revertir un paro cardíaco.

Como señala la concejala Yoya Blanco, “como parte de la respuesta a la pandemia del COVID, hemos considerado oportuno que los vigilantes del mercado conozcan una serie de medidas organizativas específicas para garantizar su seguridad y salud, de acuerdo con las recomendaciones sanitarias vigentes”. Las medidas generales que se impartirán en este curso incluyen las siguientes: Se debe evitar la exposición de personas que, en función de sus características personales o estado biológico conocido, por patologías previas, medicación, trastornos inmunológicos o mujeres embarazadas, se consideren especialmente sensibles a este riesgo (si alguno de los alumnos presenta alguno de los síntomas descritos, no podrá realikzar el curso); la higiene de las manos, como principal medida de prevención y control de infecciones; la importancia de cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado al toser o estornudar; el uso de pañuelos desechables; evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca; mantener las uñas recortadas y cuidadas, evitar el uso de anillos, pulseras, relojes u otros adornos, y recoge el pelo largo en una coleta o moño bajo.

También se recomienda mantener la distancia interpersonal mínima recomendada; el uso de mascarilla por parte de los asistentes cuando no es posible mantener una distancia segura; el profesorado tomará medidas extremas para higienizar todo el equipo necesario para realizar el curso, y en el caso de RCP (reanimación cardiopulmonar) se tomarán las siguientes medidas: los alumnos deben venir con la mascarilla puesta, evitar tomar relevos en la RCP, la práctica se realizará de forma individual, no habrá ventilación sobre los maniquíes (solo compresiones torácicas) y la higienización de maniquíes entre la práctica de un alumno y otro.