La actividad turística es un revulsivo económico, cultural y social que, ahora más que nunca, necesita de una apuesta pública, pero no solo para superar el impacto de la pandemia, sino para mejorar el modelo actual, haciéndolo más atractivo, más sostenible y más adaptado a las nuevas maneras de viajar y vivir.

Marín no será ajeno a esta transformación, que se podrá articular con los fondos de los Planes de Sostenibilidad Turística en Destinos (PSTD), a los que el Concello concurrirá, presentando un Plan propio en el que se englobe una batería de actuaciones con los que posicionar a Marín como una ciudad con identidad turística.

Para identificar las principales ventanas de oportunidades que tiene la villa, y poder crecer a nivel turístico, el Gobierno local dedicó los meses de verano a mantener contactos estrechos con el sector privado e institucional, pudiendo detectar necesidades e ir trazando las actuaciones. La estrategia para el desarrollo del plan contará, así, con una inversión de dos millones de euros.

Precisamente, el Concello considera la participación del sector en la elaboración del plan como “un factor clave”, y, por ello, convoca una Mesa de Participación, mañana, 15 de septiembre, en la que la alcaldesa, María Ramallo, presentará las líneas maestras a seguir. De esta forma, se abre un proceso colaborativo que implicará a todos los representantes del ámbito turístico, con el que se presente incluir la visión de los profesionales, además de ganar apoyos para la nueva estrategia.

El Plan se desarrollarán en dos anualidades, con un horizonte marcado en el 2022-2024.

Proximidad

“La situación estratégica de nuestra villa, en pleno corazón de las Rías Baixas y cercana a núcleos de población de mayor envergadura, como Pontevedra, Vigo o Santiago de Compostela, permite que se pueda posicionar como un destino de escapada o de proximidad”, destacan desde el Concello.

Precisamente, toda la estrategia del nuevo plan girará en torno a potenciar este tipo de turismo de calidad, conocido como el turismo “slow en destino”, que se contrapone al modelo de turismo de masas y que se centra en el patrimonio, la cultura, el ocio sostenible, los espacios naturales y la gastronomía local.

Para eso, el Gobierno local plantea la creación de nuevos productos y equipamientos turísticos, pero “siempre teniendo en cuenta la idea de terreno sostenible, incorporando, en todo momento, la dimensión ambiental en las acciones del plan”.

Las actuaciones que incorporarán en el plan de actuación en base a cuatro ejes: transición verde y sostenible, eficiencia energética, transición digital y competitividad.

Por otro lado, Ramallo adelantó que, después de la reunión que se mantendrá con el sector, el Concello hará publicas, para toda la ciudadanía, las actuaciones concretas que se llevarán a cabo.