Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El desafío para ser el campus más sostenible

El campus de Pontevedra dispone de un punto de reparación de bicicletas.

El campus de Pontevedra dispone de un punto de reparación de bicicletas. Gustavo Santos

Diferentes universidades españolas participan, a partir del próximo jueves día 16, en el Urban Mobility Challenge, una iniciativa destinada a promover la movilidad sostenible, en la que participará por primera vez la Universidade de Vigo. A lo largo de un mes, los alumnos, profesores y personal de administración y servicios podrán registrar en la aplicación de la empresa promotora, Ciclogreen, los desplazamientos que realicen a los campus a pie, en bicicleta, en patinete, en transporte público o en coche compartido, distancias que se acumularán el perfil de la UVigo en el ranking de universidades en este reto en el que, como apunta la compañía, diferentes empresas e instituciones compiten por ser las más sostenibles al tiempo que reducen su huella de carbono.

Por iniciativa del Vicerrectorado del campus de Pontevedra, en el marco del programa Green Campus, y con la colaboración del Área de Benestar, Saúde e Deporte, UVigo participará por primera vez en esta competición, abierta al conjunto de la comunidad universitaria, que podrá optar al sorteo de diferentes obsequios por parte de la empresa promotora. “Nuestro objetivo es concienciar de que es bueno adoptar iniciativas que favorezcan una movilidad sostenible, que la gente piense que lo que hace sirve para algo, más allá de que en este caso también puedan ganar un premio y sentirse orgullosos de pertenecer a una universidad que hace todo lo posible para colaborar en esta línea”, destaca el director del Campus Crea y Green Campus, Carlos Souto. Esta iniciativa se suma a la participación, el pasado mes de abril, de la institución académica en el reto 30 días en bici, también impulsado por Ciclogreen, aunque en este caso, “es un desafío un poco más amplio”, recuerda Souto. El director del Green Campus destaca que, además de fomentar los desplazamientos a pie o en bicicleta por los campus de Pontevedra y Ourense, “en el caso de Vigo podría ser muy interesante fomentar el uso del transporte público o vehículo compartido”.

Salud y medio ambiente

Souto espera una “alta participación” de la comunidad universitaria en una iniciativa que responde a una de las “señas de identidad del campus de Pontevedra”, como es la promoción de la movilidad sostenible. En la misma línea, el director técnico del Área de Benestar, Saúde e Deporte, Xabier Rial, destaca lo positivo de esta iniciativa a la hora de animar “a toda la comunidad universitaria a poder hacer un movimiento consciente y coordinado que sirva de ejemplo de buenas prácticas en la promoción de hábitos y estilos de vida que favorezcan el cuidado de la propia salud y el medio ambiente ”. La idea, añade Rial, es que esta iniciativa también sirva como “motivación para el ejercicio físico saludable”, más allá de su objetivo de promover una movilidad más respetuosa con el medio ambiente.

En este sentido, Ciclogreen destaca que, según datos del Parlamento Europeo, el transporte es responsable del 30% de las emisiones de CO2 a la atmósfera del continente y, de estas, el 70% corresponde al transporte por carretera. “Ante estas cifras, se entiende que gran parte de la responsabilidad recae en los desplazamientos diarios, en los que se utiliza el coche de forma excesiva e irracional ”, afirma la empresa promotora de este reto, que recuerda que, más allá del CO2, el uso del coche también implica la emisión de “otros gases nocivos para la salud, como el dióxido de nitrógeno”.

Enmarcado de la Semana Europea de la Movilidad, el Urban Mobility Challenge se desarrolla del 16 de septiembre al 16 de octubre y los miembros de la comunidad universitaria podrán participar descargando la aplicación Ciclogreen, en la que podrán inscribirse seleccionando la Universidade de Vigo en el apartado de organizaciones. y usando el código uvigowin. A partir de ahí, podrán registrar en la app sus desplazamientos sostenibles, por lo que irán acumulando “ciclos”, puntos con los que, una vez alcanzados los kilómetros fijados como reto por la organización, podrán participar en el sorteo de diferentes regalos. Los kilómetros recorridos se sumarán a su vez al perfil de UVigo en el ranking que se puede consultar en la web del desafío.

Según informó Ciclogreen, en la edición anterior, la distancia recorrida de forma sostenible por los participantes, tanto en la categoría de empresas como universidades, alcanzó los 210.813 kilómetros, lo que supuso un ahorro en las emisiones de CO2 a la atmósfera de más de 48 toneladas.

Compartir el artículo

stats