Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La revolución del implante capilar

La cirujana capilar Raquel Amado. FdV

Tras fracasar con diferentes tratamientos farmacológicos existentes para tratar la alopecia androgénica, hace unos cinco años explotó el boom del “turismo capilar” a Turquía, país en el que los interesados podrían someterse a trasplantes de cabello, la técnica más efectiva, a precios muy competitivos.

Fue el caso del pontevedrés Óscar Mendoza, que en el año 2017 decidió viajar al país turco para realizarse un injerto capilar. A partir de ahí, empezó a interesarse por esta técnica y en 2019 creó en Madrid una empresa especializada en este tipo de intervenciones, llegando a convertirse en líderes a nivel nacional en ese mismo año y en 2020.

“De aquella, el 30% de los pacientes que recibíamos eran gallegos y, en concreto, acabamos siendo un referente para la provincia de Pontevedra; en parte porque yo soy pontevedrés, pero también gracias al boca a boca”, cuenta Mendoza.

El director general de Hospital Capilar, Óscar Mendoza. FdV

Fue a raíz de constatar esta realidad que, finalmente, Óscar apostó por traer aquel modelo de negocio a la ciudad capitalina e inaugurar a finales del pasado mes de abril Hospital Capilar, la primera clínica médica y estética de Pontevedra y una de las pocas de Galicia especializada en implantes capilares. Desde entonces, la demanda no ha dejado de crecer y en la actualidad los quirófanos del centro ya están completos hasta el próximo mes de noviembre.

En este sentido, el director general de Hospital Capilar señala que “estamos muy contentos con la buena acogida que estamos teniendo y esto quiere decir que sin duda hemos acertado con la ubicación. De hecho, próximamente ampliaremos quirófanos para poder dar respuesta a la alta demanda que estamos registrando y con el objetivo de convertir a Pontevedra en un referente, tanto de la zona Norte de Portugal, como de Asturias, León y de toda la comunidad gallega”.

Ampliaremos quirófanos para dar respuesta a la alta demanda y con el objetivo de convertir a Pontevedra en un referente

decoration

Una de las principales ventajas que para Mendoza marca la diferencia con respecto a otras clínicas, es que el centro pontevedrés cuenta con un equipo profesional “del más alto nivel y muy formado”. Así, el responsable de Hospital Capilar asegura que “por nuestro equipo médico y de enfermería han pasado más de 3.000 pacientes en tan solo dos años y aplican una técnica muy depurada, importada de Turquía, pero con las garantías y la calidad de la sanidad española”.

En cuanto a los pacientes que en estos meses han acudido al centro de implantes capilares de Pontevedra, Mendoza destaca que el 80% son varones y un 20% mujeres. Mientras que ellos se muestran más interesados en los microinjertos en el cuero cabelludo y en la barba, las mujeres visitan el centro médico principalmente interesadas en el servicio de injertos capilares en las cejas y también para dar solución a la alopecia androgénica en la zona frontal, así como informarse sobre tratamientos para la recuperación de la densidad del cabello que, en este caso, según indica el director general de Hospital Capilar, se puede efectuar mediante un tratamiento farmacológico.

Óscar Mendoza afirma que, tras la buena acogida por parte de los pontevedreses, “estamos invirtiendo ya en mejorar nuestro equipo para poder llevar a cabo las mejores cirugías del mundo y lograr que el sector capilar en Pontevedra conquiste Europa, al igual que lo consiguió Turquía”.

Las principales cirugías

Licenciada en Medicina y cirugía en la Universidad de Santiago de Compostela, la doctora Raquel Amado es una de las cirujanas capilares que integran el equipo de profesionales de este centro médico y estético pontevedrés. Tras cuatro meses realizando intervenciones en la capital de la provincia, esta facultativa comenta que “tenemos pacientes de todo tipo, pero cada vez más nos encontramos con chicos jóvenes que presentan una alopecia avanzada y acuden a nosotros en busca de un tratamiento para prevenir la caída del pelo. Lo mismo sucede con las mujeres, que tienen una alopecia androgénica diagnosticada por dermatólogos, pero nunca la han tratado y deciden visitarnos para intentar frenar su avance”.

Entre los beneficios de realizar este tipo de cirugías, la especialista explica que “sin duda, la principal es que los pacientes recuperan la autoestima”. Asimismo, la doctora Amado apunta que, entre los diferentes servicios que ofrecen en la clínica, “lo que más demandan los pacientes son microinjertos en el cuero cabelludo, pero es cierto que cada vez más jóvenes los solicitan en la barba, y eso es algo que no deja de sorprenderme”.

Por otra parte, esta profesional del Hospital Capilar destaca que las intervenciones, que pueden llevar entre seis y ochos horas y que no requieren ingreso, se efectúan a través de la técnica FUE, mediante de la que, unidad folicular a unidad folicular, se consigue recuperar el cabello de la forma menos invasiva. La doctora Amado afirma, en este sentido, que “la recuperación médica es muy rápida y el paciente puede reincorporarse a su rutina en tan solo 14 días”.

Compartir el artículo

stats