Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Rey Campos | Nuevo delegado institucional del CSIC en Galicia

“Las respuestas a emergencias no salen gratis, antes debe haber una inversión en ciencia”

El científico de la Misión Biológica de Pontevedra toma el relevo a Antonio De Ron Pedreira

El científico del CSIC Javier Rey Campos. | // FDV

El científico titular de la Misión Biológica de Galicia Javier Rey Campos (Pontevedra, 1958) es desde ayer el nuevo delegado institucional del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en Galicia, cargo que ocupará relevando al también pontevedrés Antonio de Ron Pedreira, profesor de investigación en la MBG. Rey Campos ejercerá, en el ámbito gallego, funciones de coordinación y representación ante otras instituciones públicas y privadas y otros agentes de I+D+i, de dirección y gestión y de apoyo a la actividad de investigación, transferencia del conocimiento y la innovación, formación, difusión y promoción de la cultura científica.

– ¿Cómo asume este cargo? En un área como esta será importante la ilusión...

– Sí, por supuesto, porque sin ilusión no sería posible asumirlo. Este cargo, en cualquier comunidad autónoma, es fundamental para ayudar a los centros de esa zona a que vayan bien. Los verdaderos protagonistas en la ciencia son los centros de investigación, no las delegaciones. Las delegaciones coordinan las actuaciones. En el caso de la de Galicia hay varios proyectos en marcha y otros a punto de iniciarse que son muy interesantes. Uno es el traslado del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo a su nueva sede, en los terrenos de la ETEA. También están los proyectos de Santiago, como la Casa de la Ciencia del CSIC en Galicia en la Casa de la Parra para promover la divulgación, exposiciones, debates, coloquios... También será la futura sede de la delegación gallega del CSIC. Y otro proyecto que está a punto de empezar su camino es la reubicación del Instituto de Ciencias del Patrimonio en el Edificio Fontán en la Cidade da Cultura de Santiago.

Hay otras cuestiones que queremos abordar para que el CSIC dé respuesta a las necesidades de la sociedad, lo que pasa es que muchas veces esas respuestas se piden de forma inmediata.

– Como ha ocurrido con el COVID...

– Efectivamente. Esas respuestas no pueden llegar rápido si previamente no ha habido años de investigación, silenciosa, que es importante que trascienda a la sociedad, sobre todo porque la ciudadanía también tiene derecho a saber qué se hace con los fondos públicos. Y queremos dar cuenta de lo que hacemos de una forma entendible.

Una vacuna contra un virus en un plazo de tiempo como ha ocurrido con el COVID no ha ocurrido nunca. Esto ha sido un hecho histórico

decoration

– Pero toda investigación requiere una inversión previa.

– Las respuestas a emergencias o urgencias no salen gratis, antes ha habido una inversión en ciencia básica y aplicada que han permitido que la comunidad científica mundial respondiese como lo hizo. Una vacuna contra un virus en un plazo de tiempo como ha ocurrido con el COVID no ha ocurrido nunca. Esto ha sido un hecho histórico.

– Ese argumento debería bastar para tranquilizar a quienes aún dudan sobre las vacunas actuales.

– Todas las tecnologías de estas vacunas llevan años de desarrollo, no es que a alguien se le haya ocurrido una idea y la haya puesto en marcha. Esto permite que cuando llega una emergencia de este tipo se pueda responder.

– Y esto lo dice usted, que investigó sobre virus animales como el de la peste porcina africana...

– Yo entré a hacer la tesis doctoral en el Centro de Biología Molecular de Madrid gracias a una persona que luego inició la investigación en España sobre coronavirus: Luis Enjuanes. Él empezó a trabajar en coronavirus en la década de los 80 y es la persona que más sabe sobre ello en España. Ha estado ahí siempre, aunque mucha gente no haya oído hablar de él hasta ahora.

– Esta pandemia, que ha puesto a los científicos al nivel de reconocimiento que se merecen, ¿logrará materializar las ayudas que se necesitan para la investigación?

– Se ha logrado ya. Gracias al COVID ha habido mucha financiación privada que ha llegado al CSIC, porque la emergencia es tal porque no distingue pobres de ricos. Es obvio que hay que promover, potenciar y subvencionar la investigación científica, pero me temo que sea algo pasajero. No soy pesimista, sino un optimista bien informado, y creo que cuando las aguas vuelvan a su cauce, esta sensibilización va a volver a lo que teníamos antes. Esta inversión no está en el lugar que tiene que estar en la agenda política. Lo que espero es que al menos durante un tiempo esto siga como ahora.

– ¿De qué modo se debe atraer a los jóvenes al mundo de la investigación?

– Nosotros hacemos tareas de divulgación ya desde los colegios para que los niños desarrollen vocaciones. Para desarrollar una carrera investigadora lo que deben hacer es estudiar alguna de las disciplinas científicas que se imparten en las universidades y hacer una tesis doctoral. En el CSIC hay unas ayudas a estudiantes de últimos cursos para hacer un trabajo dentro de sus centros, durante el cual conocen de cerca la investigación y sus coordinadores pueden descubrir talentos.

Compartir el artículo

stats