El Sergas continúa esta semana con nuevos cribados poblacionales con PCR nasofaríngea en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés para detectar el mayor número posible de portadores asintomáticos. Tras el de Poio, ayer lunes y hoy martes, el jueves y el viernes los equipos se trasladan a Sanxenxo.

La Sala Nauta acogerá un cribado voluntario de 9.00 a 14.00 horas por la mañana y de 16.00 a 21.00 horas por la tarde al que están convocados por SMS 3.500 personas entre 15 y 39 años con tarjeta activa en esa localidad.

Para la realización de estos controles, el Sergas dispondrá de dos equipos de enfermería para cada turno, que realizarán tareas de control y cumplimiento de las medidas de seguridad, toma de muestras e información a los usuarios.

Todas las muestras serán procesadas en el servicio de Microbioloxía del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra y los resultados se comunicarán a los usuarios por SMS, siempre que sean negativos. En caso de resultado positivo, estas notificaciones se comunicarán individualmente a cada ciudadano.

Sanxenxo es uno de los tres únicos municipios de la comarca que todavía se encuentran en riesgo extremo de COVID, al superar una incidencia acumulada a 14 días de más de 250 casos por cada cien mil habitantes. Los otros dos son Cerdedo-Cotobade y A Lama, donde ya se realizaron cribados, aunque con una participación escasa.

32 casos activos menos

El área sanitaria llega a este martes con un total de 557 casos activos, 32 menos que el día anterior, y se registra un significativo descenso de la presión asistencial, al bajar de 19 a 15 el número de personas ingresadas en los hospitales. Son diez en planta y cinco en la Unidad de Cuidados Intensivos de Montecelo, los mismos que en los últimos días.

En las últimas 24 horas solo se han detectado diez nuevos contagios mediante pruebas diagnósticas y el número de altas es de 41, hasta alcanzar los 20.391 curados desde el inicio de la pandemia.