Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma de la plaza de Méndez Núñez “dará protagonismo al tránsito peatonal”

El Concello de Sanxenxo licita por unos 113.000 euros las obras para actuar en este punto neurálgico de Portonovo

Esquema de la reforma, con las escaleras y plataformas previstas FdV

El Concello de Sanxenxo acaba de abrir el proceso para contratar las obras de reforma integral de uno de los puntos neurálgicos de Portonovo, la plaza de Méndez Núñez, donde confluyen la calle del mismo nombre con la de Victoria y la Marina. El presupuesto es de 113.000 euros y el plazo de ejecución es de cinco meses. Las empresas aspirantes disponen hasta finales de septiembre para presentar sus ofertas.

Recreación de la futura plaza, con las zonas reservadas para peatones y coches FdV

La fisonomía de la plaza cambiará por completo. Lo que ahora es una plataforma elevada horizontal, utilizada solo para colocar terrazas de los bares, se convertirá en un espacio con distintos niveles y escaleras para “dar protagonismo al tránsito peatonal, según indica el proyecto técnico. Este documento detalla que “se establece una estrategia centrada en la mejora a varios niveles de la plaza y la de su entorno más inmediato. Previamente se harán labores de demolición de los elementos existentes que contiene la plaza: única plataforma horizontal elevada de forma triangular, mobiliario diverso, barandillas y pavimentos de piedra y adoquín.

Una de las premisas es mejorar el acceso a las edificaciones y para ello “se generarán tres plataformas totalmente horizontales que conectarán de forma directa la rúa Marina con las viviendas y locales de restauración existentes. Estas plataformas se resolverán mediante muros de contención de hormigón armado y con acabado de adoquín de granito color gris”.

Cambios de tráfico

Otro aspecto destacado es la “redistribución del tráfico rodado para dar protagonismo al peatonal”. De este modo, “se pretenden generar dos flujos de tráfico. El rodado y el peatonal, dando claro protagonismo al segundo. Para ello se elimina el tráfico rodado de la rúa Méndez Núñez, en el tramo que coincide con la plaza, para conectar de forma directa el nuevo espacio horizontal con las edificaciones existentes”. En esa zona concreta se mantendrá el flujo de movilidad peatonal a través de unos escalones que atravesarán longitudinalmente la plaza. “Para diferenciar los dos tipos de tráfico se usarán dos tipos de adoquín: color gris para el uso exclusivo de peatones, y rosa salmón para el tráfico rodado, el cual se ubicará únicamente en la rúa da Marina, como prolongación de la travesía Santa Catalina”.

Por último, el proyecto técnico detalla que “se introducen distintos elementos que complementan el nuevo espacio: bancos generados a partir de los muros de contención de hormigón armado, pequeños parterres que incluirán especies arbóreas para generar zonas de sombra en las estaciones del año en las que son necesarias (los árboles seleccionados tendrán además un cierto porte pero que no afectará en ningún momento a nivel constructivo a los elementos que los rodeen), barandillas de acero inoxidable con acabado mate en las zonas donde se requiera un elemento de protección por ser la altura del cambio de cota superior a 55 centímetros y un único mástil que se encargará de iluminar la totalidad de la plaza y su entorno inmediato a través de cuatro proyectores (luminarias) orientadas de manera específica e intencionada”.

Compartir el artículo

stats