Once municipios de la comarca, fuera del riesgo extremo de COVID

Cuatro concellos suman una semana sin nuevos contagios en una jornada con solo 18 casos detectados en el área sanitaria

Urgencias de Montecelo

Urgencias de Montecelo / FdV

Son ya once los municipios de la comarca que ya se encuentran fuera del riesgo extremo de COVID, un nivel que se alcanza a partir de una incidencia acumulada a 14 días de 250 casos por cada cien mil habitantes. Por debajo de esa barrera están Pontevedra, Marín, Poio, Vilaboa, Barro, Caldas, Cuntis, Portas, Moraña, Campo Lameiro y Ponte Caldelas. Solo Cerdedo-Cotobade, A Lama y Sanxenxo permanecen en esa escala, pero con tendencia a la baja. No obstante, Sannxenxo está cerca de abandonar ese nivel ya que su incidencia

Ese descenso general de casos se detecta en el toda el área sanitaria Pontevedra-Salnés, que este domingo presentaba una cifra total de 634 casos activos, 55 menos que la jornada anterior. El número de hospitalizados se mantiene estable, con 13 ingresados en planta, uno menos que el sábado, y cinco en la Unidad de Cuidados Intensivos de Montecelo, los mismos que 24 horas antes. Además, el área ha llegado a las 200 víctimas mortales al fallecer el sábado un hombre de 85 años en el hospital pontevedrés. Son ya 19 los muertos por COVID en el último mes.

En las últimas 24 horas se han detectado solo 18 nuevos contagios mediante pruebas diagnósticas, una de las cifras más bajas de esta quinta ola, y el número de altas en el último día es de 71, hasta sumar 20.286 desde el inicio de la pandemia.

La situación por municipios también es favorable. Además de que solo tres continúan en riesgo extremo, hay cuatro que no registran casos nuevos desde hace una semana. Se trata de Barro, Caldas, Portas y Campo Lameiro, a los que se suman Valga, Catoira y Meaño en el resto del área sanitaria. La ciudad de Pontevedra cuenta este domingo con 189 enfermos activos, tras un recorte de 17 en apenas una jornada.

Por el momento, Cerdedo-Cotobade y Ponte Caldelas se mantienen en nivel alto de restricciones y continúa la programación de cribados. Tras el efectuado el sábado en Tenorio, este lunes y el martes se anuncia otro en Poio. Se ha convocado a 3.000 personas entre 15 y 29 años e el pabellón de A Seca.