Las nuevas plazas de aparcamiento que se habilitarán en el centro de Campelo, en la parroquia de San Xoán, estarán a disposición del público en septiembre. “ “Se non hai ningún imprevisto, poderanse utilizar antes da Festa da Ameixa dos días 17 e 18”. Así lo afirma la teniente de alcalde y concejala de Obras e Servizos, Chelo Besada, quien supervisó esta semana el inicio de las obras de acondicionamiento de las parcelas en las que se ubicarán estos espacios para vehículos.

La dotación de estas plazas se hace realidad tras las gestiones llevadas a cabo por la concejala con las personas propietarias de estas fincas, a las que Chelo Besada transmite su agradecimiento “pola súa colaboración e predisposición”. En concreto, estos aparcamientos están ubicados en la calle Pedro Soto y Padre Avelino. En total, se pondrán a disposición de los vecinos 30 plazas (18 en la parcela más grande, que tiene 677 metros cuadrados y 12 en la más pequeña, con algo más de 300 metros cuadrados).

La teniente de alcalde apunta que la ubicación de ambas parcelas “é axeitada, ao atopárense nas proximidades do centro da vila, onde hai varios negocios, ademais de vivendas particulares”. La dotación de aparcamientos viene a completar la reforma integral que la Diputación llevó a cabo en las carreteras EP-0602 y EP-0601, que sirvió para renovar servicios, habilitar espacios para peatones y mejorar de manera sustancial la seguridad vial.

Otras negociaciones

De cara al futuro, la Concellería de Obras e Servizos está en conversaciones con otros propietarios de parcelas, para que “se poida continuar ampliando o número de espazos para vehículos próximamente”. En este sentido, Chelo Besada destaca la necesidad de apostar por llegar a este tipo de convenios con personas propietarias de fincas particulares, ya que “o Concello de Poio non dispón en Campelo de espazos de titularidade pública nos que se poidan acometer este tipo de actuacións”.

Respecto a las obras que ya se están realizando en las parcelas de Pedro Soto y Padre Avelino, Besada explica que, una vez finalizados los movimientos de tierra, se volverá a pavimentar la superficie. Además, también se realizarán mejoras en los accesos si es necesario.

En Raxó

Campelo no es el único lugar en Poio que tendrá, de manera inminente, nuevos estacionamientos. En la parroquia de Raxó ya se puede utilizar una parcela a tal efecto, ubicada en las inmediaciones de la estación de servicio. En este caso, el Concello procedió a la limpieza del terreno, tras llegar a un acuerdo con el propietario, a quien Chelo Besada también agradece su disposición. Tanto los aparcamientos de Campelo como este último se suman al ya operativo del Camiño das Bocas, que acaba de solucionar la falta de plazas en el centro de San Salvador, y que tiene una capacidad para alrededor de 300 vehículos. “Seguimos traballando para habilitar máis espazos deste tipo onde sexa preciso”, dice la edil, quien recuerda que, precisamente, estas actuaciones cumplen con uno de los puntos del Plan de Mobilidade Urbana aprobado en 2019.