De zona degradada a parque

Las parcelas tras del Pabellón se recuperan para el uso ciudadano

Partida de petanca en la jornada inaugural de ayer.

Partida de petanca en la jornada inaugural de ayer. / FdV

N. D.

Durante años fue una zona abandonada, utilizada como aparcamiento ocasional y punto de vertido de escombros. Hasta ahora. Las parcelas situadas detrás del Pabellón Municipal de Deportes han pasado de ser un lugar marginal y albergar un moderno parque público, dotado incluso con pistas de petanca, que se encargaron de inaugurar ayer el alcalde, Miguel Fernández Lores y varios concejales, entre ellos el de Desenvolvemento Sostible, Iván Puentes, promotor de este proyecto.

Se actuó sobre una superficie de unos 600 metros cuadrados, que cuenta ahora, además de las pistas de petanca, con bancos, papeleras iluminación y árboles. La intención es incorporar en el futuro 400 metros cuadrados más de una parcela colindante que albergó un vehículo abandonado durante meses. El Concello tiene en marcha en la zona otras actuaciones, como el parque de Pasarón o la mejora del Camiño Portugués en A Santiña.