Luz verde ambiental para ampliar hasta los mil elementos la lista de protección del patrimonio

Petroglifos en el parque forestal de Monte Tomba, en Campañó.

Petroglifos en el parque forestal de Monte Tomba, en Campañó. / Gustavo Santos

El catálogo municipal de edificaciones y bienes a conservar, que se remonta a 1994 y consta actualmente de 159 elementos (71 en la ciudad y 88 en el rural), experimentará una notable ampliación, hasta rondar el millar de bienes. Esta actualización, en fase de redacción por parte del Concello, ha recibido ya los informes favorables iniciales de varios departamentos de la Xunta, entre ellos de la Subdirección Xeral de Avaliación Ambiental, que ha dado luz verde a estos trabajos por sus efectos positivos en la protección del patrimonio.

Así consta en el informe que acaba de emitir este servicio, si bien incluye varias cautelas “para asegurar y salvaguardar” esa protección. Así, se exige un “trabajo de campo que permita identificar correctamente todos los bienes del patrimonio cultural, haciendo especial hincapié en los elementos del patrimonio etnográfico”. También se solicitan fichas detalladas de cada pieza y una delimitación correcta de sus entornos.

Como ejemplo de la notable ampliación en obras a conservar que experimentará el catálogo, el Concello destaca que si en el rural actualmente están registrados 88 elementos, se baraja que al menos otros 730 se incorporen a esta relación. Se trata de molinos tradicionales, muros artesanales y todo tipo de construcciones históricas, que gozarán de protección una vez se redacte el nuevo fichero.

También en el ámbito urbano incorporará elementos que no están en el catálogo vigente, como el patrimonio industrial, o la arquitectura contemporánea de las décadas de los años setenta y ochenta que merezcan protección. Entre ellas figuran las viviendas militares de Rosalía de Castro.

Entre los elementos a incluir y que no están recogidos en el catálogo actual, citó todo el patrimonio industrial del municipio, edificaciones representativas de la arquitectura contemporánea como el pabellón de Alejandro de la Sota, o los cierres de carácter tradicional.

El catálogo que está actualmente en vigor fue aprobado en un pleno municipal de abril de 1994, y recoge un listado de 71 fichas de elementos catalogados en la ciudad y de 88 fichas en el rural.

Posteriormente, el Concello había redactado un nuevo documento en 2004 que, aunque no llegó a ser aprobado, servirá como punto de partida para este trabajo de revisión y actualización.

La actualización del fichero vigente está justificada “por la necesidad de adaptarlo a la nueva normativa y evitar inseguridades jurídicas”. Así, será incluida el listado de elementos de interés cultural recogidos por la Consellería de Cultura, se introducirán los elementos de arquitectura contemporánea y de patrimonio industrial, los muros tradicionales (su conservación viene recogida en la Lei do Solo de 2016), al tiempo que se revisará cada uno de los elementos del catálogo vigente. También los tipos de intervenciones autorizables o permitidos y los niveles de protección según la normativa vigente en materia de patrimonio cultural.

La Consellería de Cultura cataloga 22 BIC en el municipio, la mitad de ellos petroglifos

El informe de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural asociada a esta luz verde ambiental detalla las condiciones que debe cumplir el futuro catálogo y recuerda que en el municipio están declarados 22 Bienes de Interés Cultural (BIC). Se trata de las Ruinas de Santo Domingo, el convento de San Francisco, la basílica de santa María, el Santuario de la Peregrina, el Archivo Histórico Provincial, el conjunto del Museo, el centro histórico en su totalidad, la biblioteca pública Antonio Odriozola, las riberas del Lérez desde las xunqueiras hasta As Aceñas, el monasterio de Lérez y doce petroglifos: Monte Castelo, Pedra do Casal, Os Praceres, Carballeira, Rañadoiro, Cachada do Vello, Penedo do Mato Fondo, Mato das Cruces, Outeiro da Mina, Vilar de Matos, Penedo do Argoenxa y Outeiro dos Apañados.

Suscríbete para seguir leyendo