El Museo de Pontevedra homenajea a Francisco Pradilla en el centenario de su muerte

Una selección de 14 de sus cuadros se exhibe durante los próximos meses

Visita de la bisnieta

Visita de la bisnieta / FdV

R. P.

El Museo de Pontevedra, para conmemorar el centenario de la muerte del pintor Francisco Pradilla, que se celebrará el próximo noviembre, ha inaugurado una exposición con una selección de catorce piezas representativas de su trayectoria. Se trata de una selección de obras del que se considera el máximo exponente de la pintura de historia en España así como un excelente paisajista y pintor del género que ha demostrado, tanto en su vida personal como profesional, una gran fascinación por Galicia.

Con motivo de esta instalación, el Museo acaba de recibir la visita de la bisnieta del artista, Sonia Pradilla, quien acompañada del director José Manuel Rey y la responsable de colecciones, Paula Tilve, conocieron la muestra ubicada en la sala 4 de el segundo piso del Edificio Castelao, agradeciendo el homenaje.

El Edificio Castelao exhibe una selección de las más de medio centenar de obras que, fechadas entre 1873 y 1918, forman parte de las colecciones del Museo. Según el director, la selección de las piezas se hizo por su trascendencia y representatividad en la trayectoria del pintor.

Entre ellos, además de un cuaderno con notas, se puede disfrutar de cinco piezas pintadas al óleo, y también dibujos realizados al aire libre en Galicia, demostrando que la gallega era una tierra que le apasionaba. También hay otras realizadas en Aragón, Cataluña, Italia y Francia, muestras de su espíritu viajero en las que recoge sugerentes impresiones de paisaje, tipos populares, costumbres, ambientes y vestimentas que utilizará para luego desarrollar sus trabajos de composición en el estudio. .

Aunque aragonés de nacimiento, Pradilla tuvo una fuerte vinculación con Galicia, donde mostró su fascinación por los paisajes y las personas que protagonizarán su obra desde su primera incursión artística en esta tierra en 1871. Esta vinculación se reafirmó tras su matrimonio con la viguesa Dolores González del Villar.

La instalación permanecerá abierta y disponible para el público durante los próximos meses.