Nueva protesta de los trabajadores de Ence y empresas auxiliares en Pontevedra. Al filo de las 8.30 horas, varios grupos de empleados han cortado el tráfico en los accesos a la Boa Vila: en la rotonda ante la pastera, interrumpiendo la circulación en la autovía de Marín - que además enlaza con la AP-9- , y también en la entrada a la ciudad por la N-550, en el nudo de O Pino. Estos piquetes en plena hora punta han causado un notable atasco, ya que entre las 8 y las 9 de la mañana estas vías registran un gran caudal de coches por los desplazamientos para acudir al trabajo.

44

Trabajadores de Ence y auxiliares cortan el tráfico en los accesos a Pontevedra Cedidas

Enfundados en sus chalecos reflectantes, los manifestantes quemaron neumáticos, tiraron petardos y desplegaron varias pancartas en defensa de la continuidad de la biofábrica en Lourizán. El pasado 16 de julio la Audiencia Nacional dio a conocer el fallo por el que declaraba ilegal la prórroga a Ence. Desde entonces, los trabajadores de la pastera y de las empresas auxiliares han reactivado la movilizaciones.

El pasado sábado, cerca de un centenar de manifestantes boicoteó el pregón de las fiestas de la Peregrina. El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, tuvo que salir escoltado tras una protesta con pitidos, bengalas de humo y petardos. Al término del bando, los manifestantes saltaron las vallas de seguridad y lanzaron diversos objetos al regidor, que tuvo que ser escoltado por la Policía junto a otros ediles.

Trabajadores de Ence y auxiliares cortan el tráfico en los accesos a Pontevedra Cedidos

La protesta de esta mañana congregó a unas 400 personas y se desarrolló en distintos puntos de la ciudad. En casi todos ellos se quemaron neumáticos, lo que originó grandes columnas de humo negro. Además, los manifestantes realizaron pintadas en el nudo de O Pino con mensajes contra el alcalde Lores y a favor de la pastera, y volcaron contenedores. Otro grupo levantó una barricada en el paso de cebra del inicio de Josefina Arruti.

Marcha hasta la Xunta por la continuidad de Ence en Lourizán V. Bustamante

La protesta colapsó los nudos de acceso a la ciudad durante aproximadamente una hora. Poco antes de las diez, los trabajadores iniciaron una marcha por la autovía de Marín hacia la sede de la Xunta, en Campolongo. Allí volvieron a desplegar sus pancartas por la continuidad de pastera en Lourizán y realizaron una sonora pitada con lanzamiento de petardos y botes de humo.

Una media hora después, los manifestantes emprendieron de nuevo la marcha hacia la Subdelegación del Gobierno, en la Plaza de España. Su camino hacia la sede del gobierno central se hizo notar, tanto por el ruido de las bocinas y los cánticos como por el número de contenedores que volcaron a su paso.

Una vez en la Plaza de España, y como viene siendo habitual en sus acciones, los trabajadores lanzaron rollos de papel higiénico a la fachada de la Subdelegación, ante la que permanecieron concentrados.

Finalmente, la protesta tocó a su término ante el santuario de La Peregrina. Tras esta última parada emprendieron el regreso a Lourizán.