Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Helena Alonso nnficha personal | Comisaria de exposiciones

“Mulleres es una visión femenina pero desde el universo de los hombres”

Obras de Renoir y Sorolla reflejan el cambio en la mujer en la transición del XIX al XX

Helena Alonso, ante “Desnudo en el diván amarillo”, obra de 1912 de Joaquín Sorolla. | // RAFA VÁZQUEZ

Renoir, Torres García, Sorolla o Ramón Casas son algunos de los grandes artistas presentes en la muestra que hoy abre sus puertas en el Edificio Castelao. “Mulleres. Entre Renoir e Sorolla es una visión femenina pero desde la óptica de los hombres, porque como se sabe ellas no tenían oportunidad de formarse”, advierte su comisaria, Helena Alonso, que ha seleccionado de entre los fondos de una de las colecciones privadas más importantes de España, la de la Fundación Fran Daurel, los óleos, esculturas, dibujos y guaches que retratan los nuevos roles de la mujer en el cambio del siglo XIX al XX.

–¿De qué propuesta podrá disfrutar el público en el Museo?

–Es una visión del universo femenino en ese cambio del siglo XIX al XX, de manera que se plantean los diferentes roles que desempeñaba en ese momento, pero también los nuevos que va adquiriendo.

Es una visión del universo femenino en ese cambio del siglo XIX al XX, de manera que se plantean los diferentes roles que desempeñaba en ese momento, pero también los nuevos que va adquiriendo

decoration

–Porque es un momento de transformación de las posibilidades de la mujer, a la cabeza la formación…

–Es un momento de transformación social y en ella la mujer es protagonista. La exposición, sobre todo, aborda lo que supone para la mujer la alfabetización, que se triplica entre 1860 y 1900. Se crea específicamente mucha literatura para mujeres, que sirve para que se formen. Y precisamente uno de los ámbitos de la exposición es ese de la lectura, reflejada de diferentes maneras por los distintos autores.

–Otro de los ámbitos que se incluyen es el del desnudo

–Si, porque la mujer a pesar de todo, a pesar de los nuevos papeles que asume, sigue siendo representada como un objeto. Los desnudos siguen estando presentes y en esta exposición hay tres, realizados por otros tantos artistas en diferentes momentos, pero el más destacado es “Desnudo en el diván amarillo” de Sorolla, que es uno de los poquísimos desnudos del artista.

Es un momento de transformación social y en ella la mujer es protagonista. La exposición sobre todo aborda desde lo que supone para la mujer la alfabetización, que se triplica entre 1860 y 1900

decoration

–Ha realizado una selección de primeros autores

–Si, tanto a nivel de pintura como de escultura; artistas muy representativos del cambio del siglo XIX al XX, como Simón Casas y Rusiñoll, que están en ese momento en París junto a muchos otros autores que están introduciendo las vanguardias en la Península. Esas obras, además, también establecen un diálogo con las obras del propio Museo. Es algo que me parece muy interesante, que esta exposición se prolonga en las propias salas del Museo de Pontevedra, cuya colección es magnífica y que sorprende gratamente porque incorpora mujeres artistas de este momento del que estamos hablando, como Elvira Santiso y Carmen Babiano.

–Otro de los roles que se plantean en la muestra es el doméstico

–La mujer aparece reflejada en el rol interior, en el doméstico; y con él una mujer que quiere conquistar el exterior, en buena medida motivada por el incremento de periódicos y revistas que se produce en ese momento. En una revista de 1903 se muestra ya como la mujer está aprendiendo a conducir, e incluso participan en carreras de automóviles. En la exposición aparece ese estilo de representación tradicional y también el de una mujer más innovadora, que quiere conquistar la ciudad.

Hemos creado una playlist con músicos que influyeron a estos artistas en concreto o que estaban en París en ese momento, como Manuel de Falla o, no podía faltar, el violinista pontevedrés Manuel Quiroga

decoration

–¿Cómo se refleja esa conquista?

A través del deporte, reflejado en la obra de Ramón Casas “El descanso de los ciclistas”. También reflejando la oportunidad que empiezan a tener las mujeres de pintar al óleo en el exterior como sus compañeros, porque no tenían las mismas oportunidades en las academias para pintar a plain air, estaban siempre relegadas a pintar pastel y acuarelas, básicamente. Y es una mujer que también está conquistando otro paisaje que se refleja en ese momento, que es el paisaje de la playa. Por eso tenemos también dos tablitas de Sorolla que aluden a esa playa. Y también una obra de Riera, que se titula “En la playa”, de la que hay varias versiones y que tuvo una gran fama internacional, con una sombrilla japonesa. También están las mujeres que no solo son espectadoras en los teatros sino incluso protagonistas de los espectáculos, como las obras de Anglada Camarasa.

–La selección propone una contraposición entre los artistas que representan el modelo clásico y la vanguardia

El final de la Primera Guerra Mundial marca una vuelta al orden internacional, lo vemos también en artistas como Picasso. Hemos incorporado dos óleos, uno de Renoir de 1916 y otro de Torres García, para hacer ver cómo era el ideal femenino. Renoir es el pintor de la belleza femenina por excelencia, para él es muy importante en ese momento en el que manifiesta que la mujer ha sabido mantenerse vinculada a la naturaleza y el cuadro es un ejemplo muy significativo de ese momento en el que alude a esa belleza ideal del Mediterráneo.

La mujer a pesar de todo, a pesar de los nuevos papeles que asume, sigue siendo representada como un objeto. Los desnudos siguen estando presentes y en esta exposición hay tres, entre ellos “Desnudo en el diván amarillo” de Sorolla

decoration

–La exposición hace también una apuesta por la vinculación entre la pintura y la escultura y otro arte, la música…

–Es un añadido, y es que hemos creado una playlist en Spotify para que las personas que visiten la exposición puedan ampliar el conocimiento sobre esta época; porque consideramos que se habla muy pocas veces de las relaciones que existían entre artistas de diferentes disciplinas, y algo que les influye mucho a ellos es la música. De manera que hemos creado esta playlist con músicos que influyeron a estos artistas en concreto o que estaban en París en ese momento, como Manuel de Falla o, no podía faltar, el violinista pontevedrés Manuel Quiroga.

Compartir el artículo

stats