Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos Prado | Director de “Devolvendo o golpe”

“El mensaje del documental sobre Aarón es que nunca te rindas”

“Podría conformarse con sobrevivir, pero quería más de la vida”

Carlos Prado (izq.) con el boxeador, Aarón González.   | // FDV

Carlos Prado (izq.) con el boxeador, Aarón González. | // FDV

El periodista y realizador audiovisual Carlos Prado Pampín (Marín, 1982) es “de Mogor” –subraya–, “porque los de Marín somos muy de Marín, pero los de Mogor somos muy de Mogor”, bromea cuando se le pregunta por sus orígenes. En esta parroquia conoció a su vecino Aarón González, protagonista del documental “Devolvendo o golpe”, que narra la vida de este púgil, campeón de España tras una historia de superación personal, al haber sufrido un grave accidente que con 10 años de edad casi le deja postrado a una silla de ruedas.

– ¿Cómo nació “Devolvendo o golpe”?

– Siempre estoy metido en proyectos audiovisuales y siempre tuve la idea del documental de Aarón en mi mente. Aarón y yo somos vecinos, de Mogor, y nos conocemos de toda la vida. Le llevo 6 años, él tenía 10 años y yo 16 cuando sufrió su accidente. Recuerdo perfectamente aquel día. Yo estaba en casa preparándome para volver al colegio por la tarde. Iba a bajar a la parada del autobús, a la parada anterior a la que atropellaron a Aarón. Ya iba a salir cuando entró en la cocina mi madre gritando que habían atropellado a Aarón y que estaba muy mal. Me acuerdo como si fuese ayer. Eso me impactó muchísimo. Después me fui desligando un poco de él, pero sabía que tras el accidente había quedado entre la vida y la muerte. Unos años más tarde me encuentro con que es campeón de España de boxeo y eso me impresionó, claro. Empecé a interesarme más por su historia y me flipó, realmente. El accidente fue un hecho que yo tenía marcado a fuego y al ver su vida de superación, empecé a pensar que tenía que realizar ese documental. Ahora tuve la oportunidad.

– ¿Qué mensaje lanza esta historia?

– Es una historia positivista. El mensaje es que nunca te rindas, por muy mal que vayan las cosas, que siempre hay luz al final del túnel. Porque Aarón podría haberse conformado con al menos sobrevivir y pasarse el resto de sus días en una silla de ruedas, compadecerse de sí mismo y convertirse en otro tipo de persona. Pero no, todo lo contrario. Él decidió que iba a salir adelante y que quería más de la vida, llorando en fisioterapia para poder doblar las piernas..., todas esas cosas que se cuentan en el documental. El mensaje es ese, que hay que tirar para adelante siempre. Y en un momento como este, de pandemia, creo que puede ayudar a la gente que piensa que está muy mal, porque pueden ver que hay quien estuvo peor y salió adelante.

Ya iba a salir cuando entró en la cocina mi madre gritando que habían atropellado a Aarón y que estaba muy mal. Me acuerdo como si fuese ayer. Eso me impactó muchísimo

decoration

– Es una historia tan potente que difícilmente se mejoraría con una ficción.

– Sí, creo que es un documental muy cinematográfico. Es como una película, porque a veces parece ficción, pero en realidad no está nada ficcionado. Es simplemente la vida de Aarón y de su madre, porque aunque se trata de la vida de Aarón, en el documental tan protagonista como es él lo es su madre, Rosa, que es quien en el guión nos va guiando en la vida de Aarón. Rosa es una señora muy gallega, fuerte, echada para adelante, es toda una personalidad.

– ¿Son buenos tiempos para el documental y el audiovisual?

–Sí, el documental está viviendo una edad de oro, tanto aquí en Galicia como en España y en el resto del mundo. Cada vez tiene más acogida. Antes el documental se entendía como los reportajes de historia, de animales, los típicos documentales de La 2 a la hora de la siesta, pero ahora están ganando mucho peso en todas partes, también con las nuevas plataformas.

Empecé a interesarme más por su historia y me flipó, realmente. El accidente fue un hecho que yo tenía marcado a fuego y al ver su vida de superación, empecé a pensar que tenía que realizar ese documental.

decoration

– ¿Cuál es el papel de Marín en este trabajo?

Marín sale mucho y es fundamental en la historia. De hecho, grabamos muchas escenas con dron para darle potencia. La playa de Mogor, de Portocelo, Cabo Home, son sitios donde Aarón entrena y donde gestiona su tiempo. La comarca de O Morrazo es fundamental para la historia. Aarón tiene tatuados los petroglifos de Mogor, que es como su emblema, porque él también es duro como una piedra.

– Ahora que vive y trabaja fuera, ¿cuál es su relación con Marín?

– A Marín vuelvo casi todos los fines de semana. Vivo en A Coruña pero siempre que puedo me escapo a Marín. Vuelvo como para cargar pilas, para reponer energías y Marín es mi refugio y mi casa.

Compartir el artículo

stats