Mejorar la competitividad económica, la calidad de vida y crear empleo en Pontevedra y su comarca. Con estos objetivos surgió la propuesta de colaboración entre el Concello de Pontevedra y la Zona Franca que desde esta mañana ya es una realidad, puesto que la Administración local firmó con el Consorcio un convenio que tendrá una duración de cuatro años y que permitirá poner en marcha un plan estratégico en la capital de la provincia y su área de influencia.

Así, el delegado del Estado en la Zona Franca, David Regades, se desplazó hoy a Pontevedra para firmar dicho acuerdo de colaboración con la concejala de Promoción Económica, Turismo, Emprego e Universidade de Pontevedra, Yoya Blanco Rial.

David Regades explicó que dicho plan “incluirá un diagnóstico territorial, objetivos estratégicos y una hoja de ruta con actuaciones específicas, claras y realistas para la mejora de la competitividad económica, la calidad de vida y para crear empleo”. Asimismo, el delegado del Consorcio subrayó que “el proceso será participativo y se organizarán jornadas para recopilar opiniones de agentes y entidades público-privadas relevantes sobre la situación actual y los retos futuros de Pontevedra, con el objetivo de enriquecer la propuesta de acciones para el futuro”.

El primer paso para llevar a cabo este plan estratégico será el de analizar la situación socioeconómica actual de la ciudad, teniendo en cuenta el contexto de la crisis del COVID y poniendo sobre la mesa la realidad del tejido empresarial en la zona, el entorno político, aspectos socioculturales, medioambientales e iniciativas de interés, entre otros.

"Este plan estratégico ayudará a definir nuestro futuro y a que podamos afrontarlo con optimismo"

A partir de esta recopilación de datos, se procederá a llevar a cabo un estudio de las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades y a partir de ahí se redactará un informe final. Además, se procederá a seleccionar modelos de éxito internacional susceptibles de ser aplicados en la comarca.

David Regades concluyó señalando que, finalmente, se elaborará una lista de ayudas públicas para financiar la implementación de los programas y actuaciones propuestas, formulando una batería de indicadores comarca que faciliten la evaluación y seguimiento periódico de las acciones y permita la toma de decisiones de cara a la consecución de los objetivos.

El responsable del Estado en la Zona Franca apuntó que a partir del próximo mes de septiembre se celebrarán los primeros talleres de trabajo en instalaciones cedidas por el Concello de Pontevedra para ejecutar este plan estratégico.

En la presentación de este convenio también estuvo presente el teniente de alcalde de Pontevedra, Tino Fernández, quien en su intervención destacó que este acuerdo de colaboración constituirá una “herramienta fundamental para trabajar y mejorar la economía de nuestra ciudad, de manera que Pontevedra no solo sea una ciudad en la que se viva bien, poder pasear o quedar a dormir de paso, sino que también cree puestos de trabajo e ideas para avanzar. Este plan estratégico ayudará a definir nuestro futuro y a que podamos afrontarlo con optimismo”, concluyó.