Los corsarios no tomaran tampoco este verano Marín. La Festa Corsaria prevista para el 14 de agosto se reduce por segundo año consecutivo a la mínima expresión, ya que el Concello ha anunciado la cancelación de los conciertos y actuaciones festivas y solo mantendrá la tradicional cita con la feria de artesanía.

“El mes de agosto en nuestra villa no contará con una de las citas clásicas desde los últimos años”, explicaron desde el gobierno municipal. Y es que a raíz de la pandemia, la Festa Corsaria tendrá que esperar un año más; pues, “las circunstancias sanitarias en las que nos encontramos hacen muy difícil realizar un evento de esta naturaleza”, añadieron.

De esta forma, tal y como anunciaron fuentes municipales, solo se colocará algún elemento decorativo, como símbolo de la celebración, por las zonas más céntricas de la localidad. Esta será la manera elegida por el Concello de “recordar que la fiesta volverá el año que viene, o cuando se pueda, con toda su fuerza habitual”.

El único evento que se mantendrá será la Feira de Artesanía, que se colocará en la Alameda el fin de semana del 13 al 15 de agosto.

Tampoco en la edición de 2020 se pudo contar con las habituales mesas para las comidas, pero sí se mantuvieron tradiciones como la del Mercado de los Oficios, en el parque Eguren, o el Mercado Medieval en la propia Alameda. Algo que no podrá repetirse este agosto, ya que la incidencia de la quinta ola ha elevado a Marín hasta el nivel alto de restricciones, haciendo saltar todas las alarmas y la prudencia, con una incidencia acumulada por cien mil habitantes de 759 ayer, y 220 casos activos.

Otras citas que normalmente forman parte del calendario estival de la villa, como la Operación Kilo o el Son de Marín tampoco se pueden celebrar, pero tratarán de encajarse, si la situación lo permite, en el mes de septiembre.

El punto de certificados COVID, en marcha

El Concello de Marín acoge desde hoy en las dependencias municipales un punto de certificados COVID, que se mantendrá activo durante todo el mes de agosto. La alcaldesa, María Ramallo, no dudó en acercarse hasta el lugar para dar visibilidad a este nuevo servicio. La Xunta habilita estos puntos como espacios administrativos en los que poder llevar a cabo trámites relacionados con la pandemia, como la impresión de certificados de vacunación, de prueba diagnóstica negativa o la activación de la Chave 365. El horario de atención al público es de 9.00 a 21.00 horas, de lunes a viernes, y de 9.00 a 15.00 horas, los sábados. En Pontevedra, el punto está ubicado en el edificio de la Xunta en Benito Corbal; en Sanxenxo, en la Oficina de turismo del puerto deportivo; y en el Concello de Caldas de Reis, en A Tafona.