El Servizo Galego de Saúde ha informado del fallecimiento de cuatro personas con COVID en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés. Se trata de dos mujeres, una de 95 años que murió el pasado sábado, y otra de 81 años que falleció hoy, ambas en el Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra, y de un hombre de 87 años y una mujer de 91 años que fallecieron el domingo y hoy, respectivamente, en el Hospital do Salnés. Todos ellos tenían patologías previas en sus historiales médicos y elevan el número de personas fallecidas a causa del virus en el área a 189, las ocho últimas se registraron en apenas ocho días.

Arranca la semana en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés con un ligero aumento de las hospitalizaciones por COVID. Actualmente hay 38 pacientes ingresados en planta de hospitalización, tres más que ayer, de los cuales 30 están en el Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra, tres en el Hospital QuirònSalud Miguel Domínguez Pontevedra y cinco en el Hospital do Salnés. Además, permanecen seis pacientes graves en la unidad de Cuidados Críticos del Hospital Montecelo. Un total de 2.881 positivos asintomáticos o con síntomas leves evolucionan en sus respectivos domicilios bajo supervisión médica.

Baja ligeramente el número de casos activos, hasta los 2.925 (22 menos que ayer), gracias al elevado volumen de altas médicas que se han tramitado, un total de 184 en las últimas 24 horas. Se han registrado 162 contagios nuevos en el área a partir de un total de 1.972 pruebas diagnósticas (entre PCR, antígenos y otras).

En cuanto a la incidencia acumulada a 14 días, baja en Pontevedra, Marín, Sanxenxo y A Lama, pero sube en el resto de municipios de la comarca, donde solo queda uno fuera del riesgo extremo, Cerdedo-Cotobade, tras la subida de Campo Lameiro a una incidencia superior a los 250 casos por cada 100.000 habitantes.