La tierra se agitó en Cuntis, concello donde la actividad sísmica no es nada habitual. El terremoto ocurrió el sábado a las 21.53 horas y no fue perceptible para la población, según informa el Instituto Geográfico Nacional (IGN). El epicentro de la sacudida se localizó, según las coordenadas que facilita el observatorio español, a unos 3,5 kilómetros del casco urbano de la localidad pontevedresa y a unos 13 kilómetros de profundidad.

El punto exacto que marca el IGN es en la orilla este del Regato da Patela, a 400 metros del lugar de Zo, un pequeño núcleo que no alcanza la veintena de casas.

El seísmo no causó daños materiales ni heridos, ya que su baja magnitud de 1,9 mbLg se encuadra dentro de los valores sísmicos habituales en Galicia. Aunque es cierto que Cuntis no es un lugar habitual en el mapa del observatorio español. Los terremotos que se registran en la provincia de Pontevedra suelen tener por epicentro el área de Ponte Caldelas, que ya vivió algún episodio reseñable como en enjambre sísmico de 2015, con más de una decena de temblores en apenas unas horas.

Otro seísmo en A Pobra do Caramiñal

Al día siguiente, domingo, a las 23 horas, otra localidad gallega registraba actividad sísmica. Esta vez tocó en la costa, en concreto al concello de A Pobra do Caramiñal. Allí, a las 23 horas y a 6 kilómetros de profundidad, se produjo un terremoto de 1,8 mbLg que tampoco se notó por parte de los vecinos. El punto exacto que el IGN indica como epicentro es en la carretera de Ribeira, a 1,8 kilómetros del centro urbano de la localidad coruñesa y muy cerca de la playa de A Corna.