La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, ha hecho un "llamamiento" al presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, para que en el próximo Consello de la Xunta "gobierne de una vez para todos los gallegos", aprobando "las mismas rebajas" para las vías autonómicas que las aplicadas por el Gobierno central en la AP-9. Además, le ha reclamado que firme convenios "con todos los ayuntamientos, no solo donde gobierna el PP" en materia de dotación de subvenciones y equipamientos.

Entre las peticiones dirigidas a Feijóo, Carmela Silva ha reclamado que aplique a toda la ciudadanía la "ridiculez de rebajas" que benefician "solo a familias numerosas". Además, en la línea del incremento de la financiación estatal para los presupuestos de 2022, le ha retado a incrementar un 13 por ciento el Fondo de Cooperación Local. También le ha exigido que los más de 60 millones de euros que la Xunta recauda anualmente por el canon del agua se reparta "con criterios objetivos" a todas las localidades.

Después de que la Junta de Gobierno de la Diputación de Pontevedra aprobase un paquete de obras por valor de 733.700 euros para obras del Plan Concellos en materia de saneamiento, Carmela Silva ha criticado que el grupo provincial del PP presentase en el pleno una moción, que fue rechazada por el PSOE y el BNG, para implantar, renovar y mejorar la red de abastecimiento y saneamiento de los pequeños y medianos ayuntamientos.

"Nunca he visto cosa más ridícula", ha afirmado Carmela Silva sobre la moción del PP, argumentando que en los últimos seis años la Diputación de Pontevedra ha invertido 23 millones de euros en abastecimiento y saneamiento en todos los municipios de la provincia, con un total de 284 obras. "El PP provincial es la voz que encubre el comportamiento institucional más intolerable de la Xunta", ha criticado la presidenta provincial.

"Está claro que el PP provincial está preparando el atraco que pretende Núñez Feijóo al mundo local", ha asegurado Carmela Silva, en referencia al anteproyecto de ley para la mejora de la gestión del ciclo integral del agua de Galicia en la que, según la presidenta de la Diputación, "la Xunta invita y los ayuntamientos y diputaciones pagan" dos tercios de los costes de las infraestructuras hidráulicas en alta.

Por ello, Carmela Silva ha anunciado que la Diputación de Pontevedra presentará un recurso judicial contra esta iniciativa. "Nosotros vamos a seguir por el camino de defender el mundo local", ha insistido.

Comunidades de aguas

Por su parte, el portavoz del grupo provincial del PP en la Diputación de Pontevedra, Jorge Cubela, ha lamentado el rechazo a la moción sobre el abastecimiento y saneamiento de las localidades de menos de 20.000 habitantes. Así, ha explicado que hay comunidades de aguas que necesitan ayuda y que hay ayuntamientos donde están "cerrando las traídas públicas por las mañanas porque no llega el agua".

En este sentido, ha denunciado que a 20 kilómetros de la capital hay núcleos de población que carecen de saneamiento, acusando al Gobierno provincial de "no escuchar" a los alcaldes y alcaldesas. Además, ha recordado que, en la medida que se trata de una competencia municipal, también lo es de la Diputación, por lo que ha exigido colaboración económica con las comunidades de usuarios de aguas en el rural, a las que el organismo provincial "no ha dedicado ni un solo euro en seis años".

Durante el pleno de la Diputación de Pontevedra, Jorge Cubela ha reprochado al PSOE y al BNG su rechazo a participar en el debate de sendas mociones para reclamar que el Gobierno central ejecute íntegramente los presupuestos previstos para este año en esta ciudad y que se incrementen en 2022, y para pedir la colaboración del organismo provincial en una campaña de micromecenazgo de Cáritas para construir un albergue para personas sin hogar en Pontevedra.

Cubela ha criticado la "falta de talante" del Gobierno provincial "cuando le molesta algún tema, cuando algo no le interesa o quiere escapar de determinadas cuestiones", recordándoles a los diputados socialistas y nacionalistas que están "para debatir sobre lo que les gusta y también sobre lo que no".