Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilaboa retira del pleno el nuevo reglamento de cementerios ante la indignación vecinal que provocó

El alcalde se comprometió con los vecinos a volver a redactar el documento

Reunión de vecinos, este jueves, en el cementerio de Vilaboa

Reunión de vecinos, este jueves, en el cementerio de Vilaboa

El alcalde de Vilaboa, César Poza, se comprometió con los vecinos a retirar del pleno municipal de mañana la modificación definitiva del Reglamento de Cementerios, que iba a establecer el plazo de 75 años para las concesiones de panteones municipales. Serían 75 años a contar desde el momento de la concesión inicial.

Esta modificación del reglamento suscitó un gran malestar entre los propietarios de nichos en los cementerios municipales, al entender que tal y como está redactada la norma afecta a todas las propiedades ubicadas en el camposanto.

En una reunión de vecinos en el cementerio de Vilaboa, celebrada en la mañana de este jueves, se decidió acudir al pleno de mañana, a las 20.30 horas en la Casa de Cultura de Riomaior, para mostrar la oposición del vecindario al texto del reglamento, pero cuando estaba a punto de terminar el encuentro, acudió al lugar el alcalde, quien pidió “perdón” a los asistentes por el malestar y los posibles malentendidos que ha suscitado la redacción del reglamento.

César Poza les aseguró que el plazo de concesión de la que habla el reglamento se refiere únicamente a los panteones de titularidad municipal y no a las propiedades y herencias que tengan documentadas los particulares. El regidor admitió que si la norma ha provocado tal malestar en el municipio es porque "está mal redactada", por lo que les anunció que retirará el punto del orden del día de mañana, para que se vuelva a redactar de forma más clara.

Un momento de la reunión vecinal en el cementerio de Vilaboa

Antes de la llegada del alcalde se produjeron reacciones de gran indignación entre los asistentes. “A mis muertos no los toca nadie”, se repitió en varios momentos por parte de los asistentes. El alcalde explicó en su intervención que en ningún momento se pensó en levantar ningún enterramiento y que el reglamento quiere establecer un plazo de concesión para los nichos de propiedad municipal. Plazo, que según los casos podrá vencer o renovarse.  

La norma se aprobó inicialmente el pasado 23 de marzo y mañana se procedería a su aprobación definitiva, pero el alcalde se comprometió a que no se votará.

Compartir el artículo

stats