La plataforma Galicia, Mellor Sen Touradas valora positivamente la suspensión de la feria taurina de acuerdo con la coherencia de las medidas sociosanitarias impuestas por la Xunta de Galicia, y va un paso más allá planteando la compra de la plaza de toros. Los abolicionistas basan su propuesta en la carencia de actividades durante casi dos años sin corridas en San Roque, ya de por sí infrautilizado por los actuales propietarios, y ponen sobre la mesa que un Consorcio de administraciones públicas, con la Xunta, la Diputación de Pontevedra y el Concello, pueda asumir la adquisición. 

El colectivo señala que en caso de que la oferta voluntaria en el surtiera efecto, los poderes públicos pueden apostar por la vía de la expropiación, una figura legal que se puede aplicar en determinados casos, como razones de interés público. Con esta circunstancia el precio sería seguramente inferior la una contraoferta de los dueños. 

Apuestan que una instalación pública gestionada por este ente multiadministrativo permitiría generar una triple agenda de actividades, combinando gestión local en la cesión del espacio a asociaciones y clubes para sus actividades comunes, convocatoria de eventos multitudinarios una vez que el contexto sanitario lo posibilite y actos puntuales que permitan atraer visitantes. 

La plataforma ya venía advirtiendo sobre la “ temeridad” de autorizar una corrida de toros en Pontevedra mientras en no dejan de subir los casos de transmisión alegando además la propia arquitectura interior de la plaza. 

En este sentido se dirigieron la la Consellería de Sanidade reclamando mesura en los permisos, aunque desde el departamento autonómico en el hubo respuesta alguna. Ahora piden un paso más para olvidar la tauromaquia en Galicia y poder ganar un espacio público sin coste de alquiler. 

Tras la suspensión de Pontevedra y Valga, que se suma la la en el realización de la Fiesta del Buey de Allariz, la comunidad seguirá a cero en su contador particular de eventos tauromáquicos.