El Concello de Poio se postula en contra del proyecto para la instalación de un parque eólico en la zona del Monte Castrove. Esta postura quedó patente en el pleno ordinario del pasado martes en el que los cuatro grupos de la Corporación (BNG, PSOE, Avante Poio y PP) acordaron la celebración inminente de una junta de portavoces para analizar la posibilidad de presentar alegaciones de forma conjunta contra una actuación que el gobierno local entiende que “puede suponer un importante impacto medioambiental en la zona”.

“Estudiaremos el proyecto y actuaremos en consecuencia”, señaló el alcalde, Luciano Sobral, después de que el concelleiro de Urbanismo, Gregorio Asís, abordase esta cuestión en el turno de ruegos y preguntas.

Además de la convocatoria urgente de esta junta de portavoces, el Concello también muestra su respaldo institucional a los afectados por el proyecto. Por ello, desde el gobierno municipal solicitan a la Xunta de Galicia y al Gobierno central que “denieguen la autorización para llevar a cabo la actuación”.

Los grupos coincidieron a la hora de dar apoyo a la comunidad de vecinos, que también se opone a la actuación. Por otro lado, se solicita a la Comunidad de Montes de San Xoán, entidad titular de los terrenos en los que se emplazará el parque eólico, que se sume a esta oposición.

La postura del Concello frente a esta iniciativa ya fue manifestada durante el pasado pleno ordinario del mes de mayo, al respaldar una moción presentada por el Bloque Nacionalista Galego, oponiéndose a actuaciones como esta, que suponen un importante impacto medioambiental en el entorno y que “solo benefician a entidades particulares”.